Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un juzgado no ve delito en que un padre dé agua con dióxido de cloro a sus hijos

Se ha archivado la denuncia interpuesta en Torrent de una mujer contra su exmarido por abandono de familia tras descartarse lesiones en los niños

La hija fue atendida en el Hospital Doctor Peset de València. | M. A. MONTESINOS

La hija fue atendida en el Hospital Doctor Peset de València. | M. A. MONTESINOS

Un juzgado de Instrucción de Torrent ha acordado el archivo de una denuncia por un delito de abandono de familia presentada por una mujer contra su exmarido por dar de beber agua con dióxido de cloro a los dos hijos de la pareja, de 8 y 12 años, por el covid.

El padre de los menores, defendido por el abogado de Calp Francisco Ramón Perona García, alegó en su defensa que lo hacía para potabilizar el agua. Tras descartarse que una hija de 8 años que fue atendida en un hospital sufriera daños por ingerir el dióxido de cloro, una juez ha decretado el sobreseimiento del caso. El padre está en vías de reanudar el régimen de visitas con sus hijos, ya que el juzgado las suspendió como medida cautelar cuando la madre presentó una denuncia en octubre del pasado año.

La pandemia del covid popularizó el uso del dióxido de cloro contra el coronavirus y hasta la Agencia Española de Medicamentos alertó del riesgo para la salud del consumo de este compuesto químico. Por contra, el abogado del padre sostiene que ha quedado demostrado en la investigación judicial que «el dióxido de cloro no es tóxico ni es peligroso, siempre y cuando sea aplicado con diligencia».

Según el letrado, experto en derecho sanitario, la madre conoció por sus dos hijos y por el propio exmarido que bebían agua con dióxido de cloro y decidió denunciarlo por entender que les ponía en peligro e incumplía sus «deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad».

En la denuncia presentada en los juzgados de Torrent, la madre aportó un informe de Urgencias del Hospital Doctor Peset de València, donde fue reconocida la hija. Los facultativos, pese a que la exploración y la analítica no indicaban alteraciones, reflejaron «ingesta tóxico» como diagnóstico principal e «ingesta de dióxido de cloro» como secundario.

Compartir el artículo

stats