Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La disolución de Divalterra reorganiza 21 millones de euros en personal

El acuerdo duplicará la plantilla del Consorcio de Bomberos al incluir las plazas que están sin cubrir

Divalterra

Divalterra

El cierre de Divalterra empuja a la Diputación de València a reorganizar un presupuesto de 21 millones de euros en materia de personal y a trasvasar un volumen de trabajadores sin precedentes a escala local y provincial. La primera consecuencia es que la plantilla del Consorcio Provincial de Bomberos -actualmente conformada por 749 puestos de trabajo- prácticamente se verá duplicada con la incorporación de alrededor de 650 puestos más procedentes de la empresa pública de las brigadas forestales.

No solo se derivarán los trabajadores indefinidos en activo, sino también los temporales y todas las plazas vacantes dotadas en el presupuesto y pendientes de cubrir. Es el caso del medio centenar de puestos de brigadistas convocados a principios de 2020 en un proceso de selección que se paralizó tras la decisión de liquidar Divalterra pero que va a reactivarse ahora. Los escogidos acabarán en el Consorcio. Además, había otro medio centenar de plazas similares que la empresa tenía previsto cubrir. Así, la estructura del organismo de los Bomberos podría alcanzar los 1.400 efectivos, con un capítulo de personal equiparable al de la diputación que se dispararía hasta los 67 millones de euros. La corporación provincial asumirá todo el coste extraordinario (solo las brigadas son 18 millones) para garantizar la sostenibilidad del ente. El Consorcio también absorberá las áreas de Recursos Humanos, la económica-financiera y la parte del servicio Jurídico relacionada con la asesoría laboral y de contrataciones de Divalterra. En cambio, alrededor de 40 plazas de la firma pública se integrarían directamente en los departamentos de la diputación:es el caso del personal de las áreas de Información Territorial, Desarrollo Local, Comunicación, Recepción y de los servicios de asesoramiento jurídico, Prevención de Riesgos Penales, Transparencia, Protección de Datos y Auditoría Interna. Independientemente de su destino, los trabajadores podrán mantenerse como personal laboral indefinido o temporal (según los contratos) en plazas «a extinguir» hasta el final de su vida laboral, con las mismas condiciones y sueldo.

Compartir el artículo

stats