Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un viaje de fin de curso regresa con una docena de contagiados

Los institutos han de organizar exámenes telemáticos para los aislados

Archivo - Pruebas coronavirus

Archivo - Pruebas coronavirus JCCM - Archivo

Al menos una docena de estudiantes de Elx que se marcharon de viaje de fin de curso a las Islas Baleares, especialmente a Mallorca, tras las pruebas PAU han regresado contagiados de coronavirus. Seis de ellos serían del mismo centro educativo, del que se marcharon, al menos, 26 estudiantes, según lo que ellos mismos explicaron a las autoridades sanitarias. Los otros seis son de otros institutos aunque se teme que pueda haber muchos más casos.

Hay preocupación, especialmente, en los centros educativos que siguen realizando exámenes estos días de suspensos pues algunos lo eran. Se da la circunstancia de que entre los afectados se encuentran estudiantes de segundo de Bachillerato que habían suspendido y que tenían que presentarse esta semana a las pueblas de recuperación en su institutos. El hecho de que estén con covid ha ocasionado que algunos no hayan acudido y estén solicitando la posibilidad de realizar la prueba de manera telemática, lo que está contemplado por la Conselleria de Educación.

Estos hechos se conocieron ayer por los propios centros educativos que tienen ante sí un grave problema: tienen que organizar los exámenes telemáticos para aquellos que han informado de esta circunstancia, pero al mismo tiempo pueden haber examinado a algún estudiante que esté contagiado porque bien no lo supiera o sabiéndolo se haya arriesgado para no perder los exámenes.

El centro de salud de Altabix detectó la semana pasada al menos seis positivos. Tras hablar con los jóvenes se comprobó que todos eran del mismo centro educativo y que habían participado en el viaje. En otros centros educativos se ha constatado este lunes el mismo problema. Los viajes de fin de curso de jóvenes se han recuperado por las agencias esta primavera tras pasar lo peor de la pandemia. Es un viaje que se ha hecho tradicional al finalizar esta etapa educativa en los cuales los centros educativos no asumen ninguna responsabilidad.

Es decir, se organizan directamente entre las agencias y las familias. Con estos jóvenes que han acabado la etapa educativa los centros no quieren asumir esta responsabilidad tan complicada porque, además, muchos hoteles ofertan bebidas alcohólicas a todos los mayores de 18 años a través de pulseras que no se dan a aquellos que no lo han cumplido, según explican las propias agencias a las familias. Estos viajes incluyen actividades al aire libre, que se pueden contratar o no, o bien salidas a discotecas y lugares de ocio en autobuses. Muchos hoteles tienen prácticamente copado los servicios estos días con este tipo de clientes procedentes de decenas de institutos de toda la Comunitat Valenciana.

Según las fuentes consultadas por el diario entre el profesorado, a tenor de lo que les han dicho sus alumnos, «no se cumplían en muchos hoteles y fiestas las medidas de seguridad recomendadas, es lo que nos han dicho los alumnos. Había gente sin mascarilla»

Compartir el artículo

stats