Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad pide que reintegre la extra a quien la cobró "indebidamente"

El dinero que tendrán que devolver algunos sanitarios va entre los 50 y los 1.100 euros CC OO critica que la paga covid se haya convertido en un "agravio": "Se pensó mal y se ejecutó peor"

Sanidad pide que reintegre la extra a quien la cobró "indebidamente"

Sanidad pide que reintegre la extra a quien la cobró "indebidamente"

Devolver un dinero cobrado hace ocho meses. Es la petición que trasladan desde la Conselleria de Sanidad a algunos profesionales sanitarios respecto a la llamada paga extra covid, la gratificación con la que la Generalitat premió a aquel personal que estuvo en primera línea durante los 100 días de la primera ola de la covid.

El dinero que tendrán que devolver va entre los 50 y los 1.100 euros. El motivo es que a las personas a las que se le reclama se les señala de haber cobrado esta paga extra indebidamente, bien porque no les correspondía o bien porque el total a percibir era menor.

La cantidad de dinero que cobró cada persona se basó en unos criterios que aprobó el Consell en noviembre del año pasado. A partir de estos, cada persona presentaba la documentación de qué había hecho durante el periodo de tiempo indicado (la primera ola) en el hospital y si había estado o no en primera fila. Con estas solicitudes, era la propia Administración la que precisaba cuánto dinero debían cobrar, un dinero que se ejecutó a finales de 2020.

Sin embargo, ahora, tras un periodo de alegaciones, hay personas que quedaron excluidas a las que se les ha reconocido su derecho, personas a las que se les ha rechazado y otras a las que, tras una revisión, se les ha quitado la prestación que recibían o se les ha reducido al considerar que algunos de los días presentados como primera línea no se ajustaban al criterio fijado por Sanidad.

En este sentido, desde CCOO protestaron porque consideran que esta paga extra se ha acabado convirtiendo en un «agravio» entre los propios trabajadores, tanto para los que no la han cobrado como para las que ahora tienen que devolver parte del dinero. «Se pensó mal y se ejecutó peor», señalan. Consideran que si se quería compensar el esfuerzo extra debería haberse incluido en la productividad variable y han abierto un modelo para que sus afiliados puedan recurrir la decisión. 

Compartir el artículo

stats