Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morera mueve ficha y pide a Puig elecciones singulares al margen de las generales

Mantiene que Ribó es su candidato preferido para la alcaldía y plantea una declaración unánime por la financiacion en el debate de política general

El presidente de las Corts, Enric Morera, ayer, durante un desayuno informativo. | EFE/B.ALIÑO

El presidente de las Corts, Enric Morera, ayer, durante un desayuno informativo. | EFE/B.ALIÑO

El motivo oficial era dar cuenta del balance de actividad de las Corts en el curso 2020-201, pero el desayuno informativo convocado ayer por el presidente del Parlamento, Enric Morera, sirvió también para que el dirigente del Bloc (ahora Més Compromís) fijara posición en cuestiones clave de la agenda política, incluidas las pistas sobre su futuro político. Morera alejó el run run de un adelanto electoral en la Comunitat Valenciana (vaticinó una legislatura larga), pero movió ficha al pedir al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, unas elecciones «netamente valencianas». Traducción: que esta vez, a diferencia de lo ocurrido en 2019, evite decisiones unilaterales y no haga coincidir las autonómicas con las generales.

Y es que este asunto no es caprichoso para la coaliación Compromís, consciente de que les benefician unos comicios singulares diferenciados de unas generales, ya que en estas convocatorias los partidos con sede en Madrid tiran del voto y perjudican los intereses de partidos de ámbito autonómico. Hace unas semanas, la secretaria general de su partido, Més Compromís, defendió esta posibilidad como algo clave para «marcar agenda política propia». Una petición a la que se sumó ayer Morera. El presidente de las Corts admitió que la convocatoria electoral «es una prerrogativa del president», pero se mostró confiado en que el líder socialista atenderá las sugerencias de sus socios.

Morera trató de esquivar las preguntas sobre su futuro político, pero la propia puesta en escena del encuentro y sus silencios evidencian que sigue activo y que ha comprado el billete con destino al Ayuntamiento de València. Morera insistió en que su candidato preferido es Joan Ribó y que su reelección «evoluciona razonablemente». Tras agotar la legislatura en las Corts: «Estoy al servicio de donde pueda aportar», indicó.

Respecto a la financiación autonómica, Morera no apostó abiertamente por repetir la manifestación en Madrid (el síndic de Compromís, Fran Ferri, la ha pedido abiertamente) y puso encima de la mesa otra vía de presión: cerrar un nuevo acuerdo en las Corts en el marco del Debate de Política General, que luego pueda trasladarse al Congreso. En este sentido, el líder de Més Compromís defiende una declaración «unánime» para que esta tenga una «traslación efectiva» en la capital, con tal de que «se respete la Constitución y el principio de igualdad» en el futuro modelo.

Compartir el artículo

stats