Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada cinco hospitalizados por covid tiene menos de 35 años

El grupo mayoritario tanto en UCI como en planta es el de entre treinte y cincuenta años

Trabajo en las UCI del Hospital General de València durante la segunda ola, en otoño de 2020. | GERMÁN CABALLERO

Trabajo en las UCI del Hospital General de València durante la segunda ola, en otoño de 2020. | GERMÁN CABALLERO

Son el grupo con menos población vacunada (no llegan a uno de cada tres con una dosis en treinteañeros y rozan el 15 % en veinteañeros) y, por tanto, la franja menos protegida frente a la covid, y, a su vez (o quizás por consiguiente), los que más se contagian del virus en esta ola. Y aunque en los hospitales valencianos no son ni mucho menos una mayoría, ni tienen un peso similar al que representan sus contagios, su presencia en estas instalaciones no ha dejado de crecer conforme subían las PCR positivas.

Casi una de cada cinco personas hospitalizadas por covid tiene menos de 35 años, un 19 %, según datos facilitados por la Conselleria de Sanidad. Para poner números naturales, redondos y sonantes a los porcentajes que pueden quedarse en la frialdad de la cifra, este 19 % son, con los datos de ingresados del lunes (527), 100 jóvenes que aún no han soplado las 35 velas los que estaban a inicio de esta semana hospitalizados con infección de covid-19.

Los más jóvenes han incrementado en tres puntos el porcentaje de pacientes con covid respecto a principios de julio cuando eran el 16 %. No obstante, la diferencia es que en aquella ocasión había 174 personas totales que permanecían ingresadas por lo que los nacidos después de 1986 no llegaban a la treintena, una cifra que se ha triplicado 15 días después en comparación a esta semana.

El porcentaje de menores de 35 años que está ingresado en las UCI es, eso sí, menor. En estos momentos, según datos de la conselleria, son un 11,6 % lo que significa que de las 69 personas que había ingresadas el lunes en estas unidades destinadas a casos más graves de covid, ocho tienen sobre su DNI menos de tres décadas y media de existencia.

Si los veinteañeros son el grupo que más está sufriendo esta ola en cuanto contagios, en hospitalizaciones ese problema se lo lleva la franja de entre 35 y 50 años. Estos, en muchos casos contagiados apenas unas semanas antes de vacunarse o incluso con una dosis en el cuerpo sin tiempo a que generase inmunidad, son el grupo mayoritario tanto en planta como en la UCI.

Así, representan casi cuatro de cada diez (un 39 %) pacientes de aquellos que necesitan cuidados intensivos y más de uno de cada tres (un 34,5 %) de los que requieren de ingreso hospitalario siendo, en cifras contundentes de esta semana, casi 180 personas hospitalizadas con covid y 30 en las salas de críticos.

En los siguientes grupos de edad es cuando más se nota el efecto protector de las vacunas como ocurre también para impedir los contagios (las tasas de incidencia bajan conforme aumentan los años). Así, aproximadamente el 16 % los pacientes ingresados tiene entre 51 y 66 años mientras que el 30 % restante es de mayores de 66 años, una proporción 10 puntos inferior a la que antes representaban solamente los mayores de 75 años.

Porque si algo han dejado la vacunación es, además de un claro descenso de mortalidad, un cambio en el perfil de la persona con covid que cruza las puertas de un hospital y requiere su ingreso. En primer lugar porque las tasas de incidencia muestran claramente que son los más jóvenes, los menos protegidos, los que más sufren el virus. Así, de los 1.400 casos por 100.000 habitantes de las personas entre 20 y 29 años se baja hasta los 208 de los cincuentañeros o los 116 de los mayores de 80, más de 10 veces menos.

Por otra parte, dejan un menor número de hospitalizaciones ya que las personas que hasta el momento eran más propensas de acabar en una cama hospitalaria (los mayores de 75 eran el 43 % de ingresos en enero) ahora están protegidas. Así, si en anteriores sacudidas del virus era en torno al 12 % las personas contagiadas las que acababan en el hospital, ahora son cerca del 4 %.

Compartir el artículo

stats