Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rector de la Politècnica pide una ley con más autonomía universitaria

Exige también una solución para la financiación y el convenio del personal

El secretario de la UPV, Josep Antoni Claver;  la consellera, Carolina Pascual, y el rector, José Capilla, ayer, en el acto de inauguración. | JM LÓPEZ

El secretario de la UPV, Josep Antoni Claver; la consellera, Carolina Pascual, y el rector, José Capilla, ayer, en el acto de inauguración. | JM LÓPEZ

Más autonomía, un plan de financiación plurianual; la firma del convenio del personal laboral; y el fin total de la tasa de reposición son algunas de las reivindicaciones que el rector de la Universitat Politècnica de València, José Capilla, lanzó ayer en el acto oficial de apertura del curso, celebrado en el Paranimfo del Campus de Vera.

Se trata del primer acto de inicio de curso del rector —pues su investidura se celebró a final del 2020-21, antes de las vacaciones de verano—, y en él aprovechó para denunciar las «amenazas externas» que enfrentan las universidades públicas.

«Tenemos la necesidad de una reforma del marco legal de las universidades, una verdadera reforma estructural», apuntó Capilla. Ante esto, reconoció que ha recibido con «desilusión y preocupación» el borrador de la futura ley universitaria estatal — la LOSU que impulsa el ministro Manuel Castells—, ya que considera que tiene «poca ambición, es continuista y apenas cambia nada». «No está a la altura de las expectativas ni corrige los problemas de las universidades», apuntó.

Por esto, espera que el texto de la futura n se modifique y «consagre la autonomía universitaria, con una rendición de cuentas a la sociedad».

Otra cuestión que también depende del Gobierno es la supresión definitiva de la tasa de reposición (para poder cubrir, por ejemplo, jubilaciones), lo que se limitó en la crisis y aún no se ha levantado totalmente, dejando «plantillas muy envejecidas» en los campus.

Asimismo, sobre el convenio del personal laboral de las universidades, el rector de la UPV reconoció que «cuesta entender las razones que impiden su firma», cuando existe un preacuerdo con el Consell, las universidades y los sindicatos desde 2015, por lo que son, nuevamente, cuestiones legales.

En este caso, como ha publicado este periódico, el problema es que los incrementos salariales y las retribuciones que acompañarían la firma sobrepasan el techo de gasto de la Generalitat, por lo que se necesita la autorización del Ministerio de Hacienda que, de momento, no responde al Consell.

En cuanto al plan de financiación plurianual de las universidades, de competencia autonómica, Capilla solicitó «una vez más, que se dé la máxima celeridad a los trabajos y las gestiones necesarias» para que ya sea una realidad.

Sobre esto, como ya anunció la semana pasada en la Universitat de València —ante las mismas peticiones de la rectora Mavi Mestre—, la consellera Carolina Pascual reiteró ayer su «firme compromiso» por «reflejar un esfuerzo en los presupuestos del próximo año para mejorar las actuales condiciones de financiación de las universidades y seguir trabajando». «Sabemos de las dificultades económicas», apuntó la consellera de Universidades, quien añadió que el plan plurianual permitirá «una inversión más racional y eficiente». El objetivo es, según reiteró, que «se ponga en marcha el próximo curso», en lo que trabajan «seriamente».

Entre otras cosas, la consellera ha animado a preguntarse «qué universidad queremos ser en los próximos años», y recordó que estas instituciones tendrán un papel «clave en la transformación del actual modelo económico hacia la sociedad del conocimiento».

Optimismo realista en el 2021-22

En cuanto a la pandemia, el rector de la Politècnica hizo «un llamamiento al optimismo realista, porque todo apunta a que este será el curso de salida de la pandemia», aunque matizó que es momento «de seguir demostrando la resiliencia e ir adaptándonos» a la evolución de la pandemia. Eso sí, reconoció que sintió «algo especial al ir caminando por el campus y ver la vitalidad que hay», en referencia a la vuelta a la presencialidad total del alumnado.

Durante el acto también intervinieron la profesora Purificación García, que impartió una brillante lección magistral; así como el secretario general de la UPV, Josep Antoni Claver. También asistió Mónica Bragado, presidenta del Consejo Social de la UPV, así como representantes de la comunidad universitaria, entre los que se encontraba el antecesor de Capilla, Francisco Mora, que tras ocho años volvió a presenciar el acto desde el público, como doctor y catedrático.

Compartir el artículo

stats