Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bravo pone fin al teletrabajo y todo el personal volverá a su puesto el 15 de octubre

Suspende el acuerdo que permitía la no presencialidad para un tercio de la plantilla y deja en manos de las conselleries los planes específicos

La consellera Gabriela Bravo, en una intervención en las Corts Valencianes. | LEVANTE-EMV

La Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas, que dirige Gabriela Bravo, comunicó ayer a los sindicatos y al resto de conselleries que el personal funcionario que todavía se encontraba en el régimen de teletrabajo deberá regresar ya a su puesto. Justicia ha justificado la decisión de poner fin al acuerdo actual por el que un tercio del personal trabajaba desde sus casas por la evolución favorable de la pandemia y el alto porcentaje de personal vacunado.

La nueva resolución entrará en vigor el próximo 15 de octubre. A partir de ese momento, el trabajo será presencial para el cien por cien de la plantilla. No obstante, a partir de ese momento, el teletrabajo deberá regularse por el nuevo decreto aprobado por el Consell, según el cual se permite hasta un máximo de tres días de teletrabajo. Las distintas subsecretarías de las conselleries deben presentar un programa mediante un procedimiento reglado. La clave es que se abandona esta modalidad como algo excepcional.

En su resolución, la Conselleria de Justicia apunta que «la evolución favorable de la crisis sanitaria desencadenada por la covid-19 y el alto nivel alcanzado de vacunación de la población con pauta completa permiten un regreso a la normalidad de la actividad administrativa» . Por ello, se establece una presencialidad de 100 % en toda la plantillla, incluida la de los organismos públicos. Ello implica dejar sin efecto «las previsiones contenidas en la resolución de 18 de mayo de 2021 respecto a la modalidad de teletrabajo en situación de crisis».

Apoyo de los sindicatos

La regulación del teletrabajo y las distintas decisiones de la conselleria sobre el trabajo presencial del funcionariado durante la pandemia generó tensiones con las conselleries de Compromís. Ahora la piedra está en el tejado de las conselleries que deben presentar sus proyectos de teletrabajo a Función Pública. Los sindicatos han aceptado la resolución sin cuestionar el fondo, si bien CSIF ha pedido que se garantice la seguridad en los puestsos ante los fallos de ventilación en algunos edificios.

Compartir el artículo

stats