Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís y Unides Podem cuestionan a la delegada del Gobierno por el Nou d’Octubre

Compromís y Unides Podem han arremetido contra la actuación de la delegada del Gobierno en el Nou d’Octubre. Sin embargo, Gloria Calero rechaza las críticas de ambas formaciones por no poder acceder a la Procesión Cívica y asegura que las normas «son para todo el mundo».

Ambas formaciones exigieron su dimisión tras quejarse de que la Policía Nacional no dejó entrar a algunos de sus representantes en el recorrido. «Primó ante todo la seguridad en un día como el 9 d’Octubre», responde Calero. Según explica, la Policía se limitó a desplazar agentes entre el público y la zona acordonada para velar por la seguridad de los asistentes a la procesión, cuya organización compete al consistorio, y ella no intervino en «ninguna decisión».

«No puedo asumir ningún riesgo», subraya, para volver a recordar lo que pasó en 2017 frente a este año que la festividad se ha cerrado sin incidentes.

Tras defender que «el criterio policial de no levantar las vallas fue oportuno», rechaza que se lancen «acusaciones muy graves sin ningún rubor».

Comparecencia en Corts

También revela que pidió un informe a los mandos policiales para saber exactamente qué pasó porque el sábado ya le trasladaron el «malestar» de estos partidos. «Estaría muy preocupada si hubiera sido un 9 d’Octubre violento, pero eso no pasó», añade.

La coordinadora de Podem, Pilar Lima, solicitó ayer la comparecencia en las Corts para que dé explicaciones de lo ocurrido cuando «la Policía Nacional impidióacceder al recorrido de la Procesión Cívica tanto a los miembros del partido morado como a los grupos de Compromís y PSPV». Compromís per València pide la dimisión de la delegada porque aseguran que la policía les impidió participar mientras ponía todas las facilidades para hacer el recorrido a PP, Cs y Vox.

Compartir el artículo

stats