Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los docentes de la concertada piden que el Consell aumente un 25 % el presupuesto destinado a sus centros

El sindicato FSIE quieren implantar orientadores en infantil y primaria y "garantizar la superviviencia" de las escuelas infantiles

El sindicato de docentes de la enseñanza concertada, privada y de atención a la diversidad funcional, FSIE, ha reclamado que los próximos Presupuestos de la Generalitat (PGV) contemplen un incremento del 25 % del presupuesto destinado a los centros concertados, en "proporción a su peso en el sistema educativo sostenido con fondos públicos". Así lo han trasladado en un ciclo de reuniones que ha mantenido con todos los grupos parlamentarios ante la inminente negociación para que las cuentas públicas contemplen el aumento de las plantillas y la financiación, implantar orientadores en Infantil y Primaria en todos los centros concertados y la "supervivencia de las escuelas infantiles", tal como han informado en un comunicado.  

Además, el FSIE ha planteado la necesidad de incrementar la partida de "Otros Gastos" del módulo de conciertos, congelada desde 2009, para que contemple el diferencial entre el incremento de los salarios 2009-2021 y el diferencial del IPC. "Es imprescindible una actualización de este módulo para poder atender el incremento salarial del personal de administración y servicios y el personal complementario de los centros de educación especial y los gastos corrientes".

Así, el sindicato ha reclamado a la conselleria "la inclusión de un complemento de formación que equipare la diferencia salarial que se produce durante la vida laboral del profesorado al tiempo que ha reclamado un incremento de las plantillas de los centros sostenidos con fondos públicos para poder abordar una reducción de la carga lectiva". FSIE ha pedido a todos los grupos "una apuesta real" por la "supervivencia" de las escuelas infantiles para asegurar "la continuidad de 5.000 puestos de trabajos y la conciliación de miles de familias".

El sindicato, por otra parte, está llegando a acuerdos con diferentes ayuntamientos para crear ayudas complementarias al bono infantil y limitar la apertura de nuevas aulas en las zonas donde la demanda está cubierta por las escuelas infantiles existentes. Para la entidad que representa a los docentes de la concertada es "imprescindible" que las cuentas contemplen en "todos los centros concertados la presencia de un orientador en las etapas de infantil y primaria", tal y como se recoge en la norma de la Conselleria, de manera que en 2022, "todos los centros concertados puedan contar con un profesional de orientación educativa en estas etapas, que son clave en la prevención de problemas de aprendizaje y salud mental".

Compartir el artículo

stats