Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El retraso en el presupuesto empieza a incomodar a parte del Botànic

Mata avisa de que si no llegan el 31 de octubre habrá un presupuesto prorrogado y eso no es deseable aunque fuera unos meses

Manolo Mata, Ximo Puig y Carmen Martínez en el pleno de las Corts

Al Botànic le gusta la emoción hasta el último segundo. Eso es sabido y solo hay que mirar a los antecedentes. Los presupuestos de la Generalitat se han aprobado en plazo seis años consecutivos. Siempre antes del 31 de octubre. Pero este año el plazo parece que va a apurarse hasta el extremo. Domingo, e incluso a última hora. Si las cuentas no llegan a las Corts antes del 31 por la noche, los presupuestos de 2021 deberán prorrogarse unos meses, algo inédito hasta ahora en los tiempos del Botànic.

Por eso, en el PSPV empieza a incomodar el retraso en la aprobación. "Si no llegan el 31 habrá un presupuesto prorrogado y eso no es deseable aunque fuera unos meses, estamos en el terreno del deseo de que se apruebe pero un gobierno que gestiona entre 25.000 y 27.000 millones no puede estar bloqueado por unas partidas porque los ingresos son los que son", ha dicho el síndic, Manolo Mata, esta mañana y ha pedido sentido común y 'trellat' para que estén en plazo. "Si no llegan será una dinámica triste", ha dicho.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, asegura que la comisión está trabajando mucho y que eso se verá reflejado en un buen presupuesto. Pero también ha añadido que hay mucho trabajo de transcripción a la aplicación del presupuesto y que este puede retrasarse y en vez de llegar a las Corts el viernes aparezcan el domingo, pero que lo más importante es el qué, el presupuesto, y no tanto la fecha, asegura. En la línea de lo que mantiene la vicepresidenta, Mónica Oltra.

La portavoz de Unides Podem, Pilar Lima, cree que habrá acuerdo porque siempre se ha conseguido, pero que lo importante es que estén bien negociados. "Al Botànic le gusta poner siempre emoción y crear expetativas y dar vidilla, si fuera mayoría absoluta sería muy aburrido. Queremos cumplir los programas electorales, pero hay limitaciones. No sabemos cuando entrarán, pero si transcurre el plazo tampoco es tan dramático", sostiene Lima.

Compartir el artículo

stats