Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de la mitad de las personas en exclusión social vive en hogares con un menor

Cáritas y la Fundación Foessa publican un informe sobre los impactos de la crisis provocada por la covid que ha afectado en gran medida a la juventud

Reparto de comida por voluntarios de Cáritas. | ÁLEX DOMÍNGUEZ.

Más de la mitad de las personas en situación de exclusión social en la Comunitat Valenciana vive en hogares con algún menor de edad. Esta es una de las preocupantes cifras que arroja el informe publicado por Cáritas y la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de la Sociología Aplicada) sobre el impacto de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus. Un contexto que, alertan los expertos, ha supuesto un «shock sin precedentes en la sociedad y la economía española».

Una de las conclusiones del documento, con el título ‘Evolución de la cohesión social y consecuencias de la covid-19 en España’, subraya la relación «moderada» entre «el crecimiento de las situaciones de exclusión y los cambios socioeconómicos y sociosanitarios producidos a escala autonómica» durante la pandemia.

En la Comunitat Valenciana, según los datos disponibles, la tasa de exclusión social ascendía al 21,3 % de la población total en 2021; un 12,3 % tenía carácter de severa y un 9 %, moderada. Un porcentaje que ha experimentado una variación de un 1,7 % respecto al año 2018, cuando representaba el 21,0 %. Destaca el contraste con el incremento en el conjunto de España, donde la tasa ha pasado del 18,4 % al 23,4 %, resultando una variación del 27,6 %.

Entre los 18 y 29 años

El informe también revela que se ha agudizado la incidencia de este problema entre los jóvenes valencianos. Si la tasa de exclusión es un 21,3 % en la población total, en las personas entre los 18 y 29 años la incidencia era del 25,8 % en 2018, frente al 29,2 % en 2021, un incremento de hasta 3,4 puntos. No obstante, está por debajo del crecimiento medio en España, situado en 5,1 puntos.

Las cifras del documento permiten hacer una radiografía sobre los colectivos más afectados en cada autonomía. En la Comunitat Valenciana, un 54,8 % de la población en exclusión social vive en hogares con alguna persona de los 0 a los 17 años, siendo el grupo con mayor peso entre la población excluida. Este resultado, aunque no deja de ser alarmante, se mantiene por debajo de la media (un 59,1 %) y se ha registrado un descenso del -0,9 % respecto al 2018.

Además, casi un 40 % (un 39,1 %) sobre la población en exclusión social habitaba en 2021 en viviendas cuyo sustentador principal, entendido como la persona mayor de 16 años que aporta la principal fuente de ingresos en casa, era una mujer. Una cifra, de nuevo, inferior a la media, que se sitúa en un 41 %.

La diferencia más amplia en el periodo entre 2018 y 2021 recogida por Cáritas está en el porcentaje de población en exclusión social que reside en hogares cuya persona sustentadora principal está en paro. En 2021, este colectivo supuso un 35,6 %, mientras que en 2018 representaba un 24,1 %. Una disparidad de 11,5 puntos.

En cuanto a las familias en las que la persona que mantiene económicamente el hogar es de nacionalidad extranjera, ha caído la cifra un -23,9 % sobre la población en exclusión social. En 2021, sumaba un 24,8 %, mientras que en 2018 crecía hasta el 48,7 %.

Compartir el artículo

stats