Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Sánchez presenta en la Comunitat Valenciana el plan de apoyo a los jóvenes para el acceso a la vivienda

El presidente del Gobierno reúne en la EUIPO a unos 70 jóvenes para explicar los detalles de la futura Ley de Vivienda y las medidas aprobadas ayer como la ayuda de 250 euros del bono alquiler

33

Pedro Sánchez presenta en la Comunitat Valenciana el plan de apoyo a los jóvenes para el acceso a la vivienda Alex Domínguez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elegido la Comunitat Europea para presentar el plan de apoyo a los jóvenes para el acceso a la vivienda impulsado por el Gobierno de España. Ante unos 70 jóvenes que se han dado cita en la sede de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), en un auditorio a medio gas, Sánchez ha señalado que "un país digno no puede permitir las dificultades de acceso a la vivienda de los jóvenes y su emancipación" que hay actualmente, y, por ello, el Ejecutivo central ha impulsa la nueva Ley de Vivienda. "Queremos convertir la vivienda en el quinto pilar del estado de bienestar", ha manifestado el presidente del Gobierno, que no ha dudado en hacerse fotos con la representación de jóvenes que han asistido al acto. Previamente Sánchez había visitado en Elx el barrio de San Antón. "Una sociedad digna no puede consentir que muchos de sus ciudadanos no tengan un lugar digno donde vivir", ha manifestado. "Es un drama la emancipación, porque crea desigualdades".

Y ha adelantado que "muy pronto" el Gobierno aprobará la primera Ley de Vivienda. "Es un derecho constitucional", ha resaltado. Hasta que llegue ese proyecto de ley, hay una serie de medidas como el bono alquiler de jóvenes dotado con 400 millones de euros en los próximos dos años y que contempla ayudas de 250 euros. "Ha llegado para quedarse", ha asegurado. También está el Plan de Acceso a la Vivienda 2022-2025. Además, se incrementará el parque público de vivienda asequible hasta 100.000 inmuebles. El 30% de viviendas se destinarán a los jóvenes de entre 18 y 35 años y se contemplan incentivos fiscales para estimular alquiler en zonas tensionadas.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha señalado que "queremos que la vivienda sea un bien cubierto y deje de ser un lujo y poder emanciparos". Acceder a una vivienda, ha dicho la ministra, es más que "un techo y cuatro paredes, es acceder a la ciudadanía plena". "Los jóvenes no sois ciudadanos de segunda, hay que actuar", ha añadido. Tres cuartas partes de los jóvenes entre 26 y 29 años no se puedan emancipar, donde influyen los elevados precios. "No vamos a cometer mismo error que en anterior crisis". "Vuestro futuro, es nuestro futuro, el de nuestro país", ha concluido.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha puesto de manifiesto que el gran objetivo es que sea "el quinto pilar del bienestar". Puig ha indicado que tener una vivienda "es tener un proyecto de vida" y lo limita la subida de precios. El jefe del Consell ha adelantado que la Comunidad Valenciana cooperará con la nueva legislación, después de que el líder del PP cargara contra la nueva Ley de Vivienda por "atentar contra la propiedad privada", y adelantó que no la aplicarán las comunidades donde gobiernan los populares.

El Gobierno aprobó este martes en el Consejo de Ministros el real decreto que contempla el bono joven al alquiler para jóvenes entre 18 y 35 años, de 250 euros al mes, aunque los criterios definitivos se fijarán en la próxima conferencia sectorial entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana (Mitma) y las comunidades autónomas. El plazo para solicitar estas ayudas se abrirá en dos meses como máximo, aunque será con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

Los solicitantes deberán tener entre 18 y 35 años y unos ingresos que no supere tres veces el IPREM, es decir, 24.318 euros anuales. Además, la renta de alquiler no deberá sobrepasar los 600 euros mensuales, aunque se puede ampliar a 900 euros en las zonas más tensionadas, según detalló la ministra, que precisa que la medida beneficiará a unos 70.000 jóvenes.

Este bono, que se concederá por un plazo de dos años, será compatible con otras ayudas de las comunidades autónomas, siempre que no supere el "40% de la renta del alquiler, descontado el bono", ha precisado la ministra.

El bono joven al alquiler contempla ayudas tanto para el alquiler de pisos como para habitaciones. En el primer caso, la renta mensual de la vivienda deberá tener un límite de 600 euros, aunque podrá aumentarse a 900 euros si así se determina en la comisión de seguimiento entre el Mitma y las comunidades autónomas.

En cuanto al alquiler de habitaciones, la renta será de 300 euros, ampliada "en determinados supuestos" hasta los 450 euros, si, de nuevo, así lo determina la comisión de seguimiento. Para solicitar el bono, el inmueble arrendado deberá tener la consideración de vivienda habitual y permanente.

El bono será de 250 euros mensuales durante un plazo de hasta dos años. Este monto puede complementarse con otras ayudas del Plan Estatal de Vivienda 2022-2025, incluido en el mismo real decreto y que está dotado con más de 1.700 millones de euros.

El bono joven al alquiler se puede solicitar al mismo tiempo que el Programa de ayuda a las personas jóvenes y para contribuir al reto demográfico del Plan Estatal para el Acceso a la Vivienda 2022-2025. En este caso, la suma de ambos tendrá como límite el 75% de la renta arrendaticia.

El bono joven al alquiler contempla una partida de 200 millones de euros, recogida dentro de la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022.

Por su parte, el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda 2022-2025 tendrá una dotación presupuestaria de 345 millones de euros para este ejercicio, como recoge la Ley de Presupuestos Generales del Estado 2022. El presupuesto para los siguientes años tendrá que aprobarse en el Consejo de Ministros. En total, está previsto que se alcance un monto de 1.717 millones de euros. Sus objetivos a corto plazo son facilitar el acceso a la vivienda a los ciudadanos con menos recursos mediante ayudas directas al alquiler a aquellos arrendatarios con menos recursos. También favorecer este acceso a víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, las personas sin hogar y a otras personas especialmente vulnerables mediante ayudas directas al alquiler y a los gastos de suministros y comunidad de hasta el 100% de la renta del alquiler y de dichos gastos.

Este Plan también quiere garantizar el acceso a la vivienda por parte de los jóvenes a través de ayudas al alquiler e incluso con ayudas a la adquisición de vivienda en municipios o núcleos de población de pequeño tamaño. Asimismo, recoge ayudas para jóvenes que compren una vivienda habitual y permanente en localidades de menos de 10.000 habitantes.

Además de esas metas cercanas, el Plan también se fija otros objetivos para el medio plazo, entre los que se encuentran el incremento de la oferta de vivienda en alquiler social mediante el impulso del parque público de vivienda o mediante ayudas a la promoción de viviendas con diseño, instalaciones y servicios que respondan a las necesidades de las personas mayores o dependientes.

Este Plan buscar incrementar en el medio plazo la oferta de alojamientos y viviendas en alquiler, con promociones de alojamientos temporales, de modalidades residenciales tipo covivienda o alojamientos intergeneracionales.

Tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la ministra, Raquel Sánchez, y el jefe del Consell, Ximo Puig, han expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas del incendio en una residencia de ancianos de Moncada.

Compartir el artículo

stats