Ni tos, ni dolor de cabeza, ni picor de garganta. Gran parte de los nuevos contagiados por la variante Ómicron en esta sexta ola de la pandemia de coronavirus presentan un síntoma que bien podría ser identificado como uno de los primeros indicativos de contagio por Ómicron.

Si bien en anteriores variantes y olas la pérdida de olfato o de gusto era motivo más que suficiente para hacer saltar todas las alarmas, con la sexta ola y la nueva variante Ómicron el cuadro sintomatológico entre un contagiado de coronavirus y otro contagiado por la gripe o un simple constipado era muy similar y no existía ningún síntoma inequívoco que ayudara a los médicos a cribar más allá de una prueba diagnóstica como un test de antígenos o un PCR.

Colas para hacerse una PCR en Sagunt para detectar casos de coronavirus DANIEL TORTAJADA

Un síntoma que actuaría como centinela: La voz ronca

Hasta ahora. Y es que un gran número de pacientes está constatando que días antes de experimentar los síntomas hasta ahora conocidos de coronavirus, como dolor muscular, febrícula, tos, dolor de garganta o problemas digestivos otro particularmente singular y del que no existía información alguna. Todos ellos reconocer haber experimentado un sutil cambio en la voz. Antes de comenzar a tener el resto de síntomas, la voz de los pacientes cambio de tono levemente. Tuvieron voz ronca.

Las autoridades sanitarias inglesas están investigando si este síntoma puede deberse a una inflamación prematura de la garganta previa al resto de síntomas.

Covid en Valencia: última hora y toda la información