Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La futura ley de igualdad planteará listas electorales paritarias y un 1% del presupuesto a políticas de género

El departamento de Oltra aboga por crear un organismo específico aunque el borrador sigue pendiente desde hace diez meses

Mónica Oltra y Maria Such durante la inauguracion de la exposición sobre fútbol femenino en la biblioteca de la dona

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que dirige Mónica Oltra está trabajando en una propuesta para la futura ley de igualdad de la Comunitat Valenciana que incluye, entre otras medidas, la regulación de las listas electorales paritarias así como la obligación de que la Generalitat invierta cada año al menos un 1% de su presupuesto en políticas activas para lograr la igualdad de mujeres y hombres .

Estas cuestiones, junto con otras pensadas para incentivar a las empresas en las que más del 40 % de su personal directivo sean mujeres, están en estos momentos encima de la mesa para ser incluidas en un anteproyecto de ley que, con todo, sigue pendiente de elaboración y de fecha.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, anunció hace ya más de diez meses que arrancaba el proceso para la aprobación de la futura ley de igualdad, una norma que debe sustituir a la aprobada en 2003, es decir, hace casi ya veinte años y que ha quedado totalmente desfasada.

De hecho, la Comunitat Valenciana es de los únicos territorios que no ha reformado su ley de igualdad o aprobado una nueva ante el abanico de posibilidades que abrió la Ley Orgánica de Igualdad de 2007 aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Consell ha ido aprobando modificaciones puntuales, pero el texto es, a todas luces, insuficiente. De ahí que el Consell del Botànic, que tiene entre sus ejes principales las políticas de género, sostuviera que era necesario una nueva norma.

El Consell es también uno de los pocos gobiernos autonómicos que no ha actualizado sus planes estratégicos de igualdad, la vía para fijar objetivos, actuaciones y evaluar los resultados del anterior plan, que en este caso caducó en 2014.

El pasado 8 de marzo, coincidiendo con el día internacional de la mujer, la conselleria inició el trámite de audiencia pública, con el fin de que las diversas entidades realizaran sus aportaciones. Este trámite acabó en julio, pero el departamento que dirige Oltra decidió contratar a una empresa privada para dinamizar aún más la participación. Según fuentes de la Generalitat un total de 24 organizaciones han presentado propuestas y ahora la conselleria trabaja en la elaboración de un texto que, una vez articulado volverá a salir a exposición pública, pero ya como anteproyecto.

Malestar por la tardanza

Aunque ya en marzo Oltra ya avisó de que el proceso iba para largo, el retraso ha generado malestar entre algunos sectores, sobre todo colectivos feministas, que recuerdan que este compromiso se arrastra desde hace tiempo y que la legislatura del Botànic II encara su recta final sin que haya avances en materia de igualdad de género. Cabe recordar además que, tal como informó este diario, el Institut de les Dones encargó a la Universitat de Alicante un borrador que hace ya más de un año que está en manos de la conselleria.

Aunque ya en marzo Oltra avisó de que el proceso iba para largo, el retraso ha generado malestar en algunas entidades

decoration

Con todo, la conselleria asume ya como propias una serie de propuestas novedosas como son los incentivos o sanciones a empresas que no cumplan con la normativa de igualdad. Igualdad habla de cuatro ejes. De un lado, la redistribución e igualdad de oportunidades y habla de impulsar un cambio en el paradigma económico que la covid-19 con el reconocimiento de la economía basada en las tres c. Así se quiere reconocer el trabajo doméstico y los cuidados, de manera que tenga en cuenta su valor a la hora de diseñar las políticas y los presupuestos públicos.

En materia de conciliación, la ley quiere ampliar la gratuidad a toda la red de 0 a 3 años con la atención extracurricular complementaria en Infantil y Primaria y, en términos generales, promover la provisión universal y pública de los cuidados a través del Sistema Público Valenciano de Servicios Sociales.

Centro de Políticas Públicas para la Igualdad

En el apartado de reconocimientos, las propuestas hablan de la incorporación de la perspectiva de género en las políticas de medio ambiente, agricultura y vivienda y se plantea la creación de nuevos organismos que garanticen y perpetúen estos derechos, entre ellos, la creación de un Centro de Políticas Públicas para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la Comunitat Valenciana.

Pero, además, se propone destinar al menos un 1% de los presupuestos de las Administraciones a políticas de igualdad. En el caso de la Generalitat supondría un salto cualitativo. En la actualidad, el programa de igualdad de género de esta conselleria mueve 48 millones de euros en un presupuesto de 28.000 millones de euros. De cumplirse el objetivo, al menos 280 millones deberían destinarse a esta cuestión.

En lo referente a la representación de la mujeres en ámbitos de decisión, se apuesta por la composición paritaria del Consell (ya existe en el actual Botànic); en los entes del sector público (no se cumple ahora mismo) y por las listas paritarias establecida por ley. La ley estatal de 2007 establece la representación equilibrada de ambos sexos en las listas (no más de un 60% de cada sexo en cada cinco puestos), pero ya hay comunidades con listas paritarias, es decir, 50%, 50%, lo que, aboca a listas cremallera, es decir, alternancia de hombre y mujer en las candidaturas. Esta fórmula se pactó entre los grupos parlamentarios en la propuesta de reforma de la ley electoral valenciana, pero las negociaciones con Ciudadanos han quedado finalmente estancadas.

El cuarto eje son las políticas vinculadas a las masculinadades igualitarias y se basa en la incorporación de los hombres a las profesiones tradicionalmente feminizadas.

Compartir el artículo

stats