Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AVA y la Unió critican al Gobierno "por animar con el trasvase a Almería"

Agricultura pide lealtad institucional al ministerio mientras que los sindicatos agrarios señalan que la cesión de agua del Júcar «no tenía ningún sentido»

Panorámica de la Acequia Real del Júcar a su paso por Antella. | PERALES IBORRA

Conselleria de Agricultura, sindicatos agrarios y Xúquer Viu se congratulaban ayer tras descartar el Gobierno la cesión de agua del Júcar para Almería. La consellera Mireia Mollà apelaba, además, a la «lealtad institucional» con la Generalitat «en un tema tan importante como la política hídrica». «Nos felicitamos porque el Ministerio para la Transición Ecológica haya hecho caso de la postura de la Conselleria de Agricultura y otras entidades sociales y haya recapacitado», apuntaba.

Mollà argumentaba que lo sucedido «vuelve a poner de manifiesto la necesidad de que establezcan vías de diálogo permanentes» entre el Ejecutivo nacional y los responsables autonómicos. PSPV, Compromís y Unides Podem, los tres socios en el gobierno del Botànic, habían cerrado filas en esta cuestión, mostrando su postura contraria.

Desde la Unió de Llauradors se mostraban «satisfechos» porque a su entender el envío de 10 hm³ anuales hasta Almanzora «no tenía sentido común, ni técnico». Como se recordará, mediante la operación auspiciada por la Dirección General del Agua la Acequia Real del Júcar hubiera obtenido una compensación económica con la que afrontar las obras de modernización del regadío.

Según Carles Peris, secretario general de la Unió, todas las entidades están buscando vías de financiación. Punto en el que recordaba que los Fondos Next Generation arbitrados por la Unión Europea para paliar la crisis permiten ese tipo de inversiones.

Déficit hídrico valenciano

La oposición de la Unió de Llauradors a lo que denominan «trasvase encubierto» era total desde el primer momento, «porque las necesidades de los regantes de la Comunitat Valenciana no están todavía cubiertas». «Existen todavía zonas con un evidente déficit hídrico», incidía Carles Peris.

La ausencia de propuestas vertebradoras y constructivas entre instituciones era una de las principales críticas de la Unió, pero también de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja). Su presidente, Cristóbal Aguado, aseguraba respetar las decisiones de la Acequia Real del Júcar y compartir «el enorme malestar que ha generado esta polémica creada desde la descoordinación de las administraciones». «Lamentamos especialmente el papel que ha desempeñado el Gobierno central que, primero, animaba a hacer la transferencia y, al ver las reacciones, ha plegado velas», manifestaba Aguado.

Aguado daba un paso más al reclamar de nuevo a los responsables nacionales y autonómicos «que sean serios de una vez por todas y hagan las cosas bien hechas». En ese punto les emplazaba «a cumplir sus promesas de acabar las obras pendientes de modernización de regadíos en toda el área regable de la ARJ en los próximos dos o tres años como máximo». «Hay que priorizar los fondos públicos a inversiones que de verdad tienen un retorno económico, social y medioambiental como es la gestión del agua necesaria para preservar el parque natural de l’Albufera», reiteraba

Xúquer Viu protestará igual

Pese a la decisión del ministerio de dejar sobre la mesa la posibilidad del envío de agua a Almanzora, el colectivo Xúquer Viu señalaba ayer que igualmente se presentará un escrito en Delegación de Gobierno expresando la preocupación por el futuro del Xúquer y l’Albufera y pidiendo el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua para alcanzar el buen estado de las masas de agua.

No obviaba su satisfacción «por haber conseguido en tan solo diez días la paralización del envío de agua», al tiempo que agradecía la implicación de todas las personas, organizaciones e instituciones, que se habían movilizado estos días. Como el millar de manifestantes que el sábado protestaron en Antella. Xúquer Viu mantiene la concentración de este jueves a las 12:00, ante el Palau de la Generalitat, «para poner de manifiesto la fragilidad del Xúquer, l’Albufera y la necesidad de estar vigilantes ante todas las agresiones que pueden sufrir por intereses económicos».

Compartir el artículo

stats