Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Acequia del Júcar reclama a la Generalitat ayudas para obras de regadíos

La junta general muestra su malestar por la decisión del ministero de paralizar la cesión de agua a Almería

Azud de Antella en el Xúquer. PERALES IBORRA

La Junta General Extraordinaria de la Acequia Real del Júcar ha aprobado este jueves un acuerdo en el que insta a la Generalitat a aportar las subvenciones necesarias para las obras de modernización de regadíos.

Según informa la entidad, en la junta se ha tratado también la posible cesión de hasta 10 hectómetros cúbicos de agua de su concesión a los regantes de Almanzora, en la provincia de Almería.

Durante el encuentro se ha trasladado a los miembros de la junta general "el malestar generado por una opción que se estaba analizando a petición del ministerio, quien finalmente ha decidido dejarla encima de la mesa y estudiar otras posibilidades para dar respuesta a la situación de Almería".

En el transcurso de la Junta General, órgano competente para aprobar o rechazar esta cesión, se ha reiterado que la operación se estaba planteando como un contrato de cesión, instrumento contemplado en la Ley de Aguas para resolver situaciones extraordinarias de carácter temporal.

Asimismo, se ha explicado que la compensación económica prevista en la ley se hubiera destinado a reducir las derramas a los regantes derivadas de los gastos extraordinarios del convenio firmado con Seiasa para ejecutar la modernización de ocho sectores de la ARJ.

En este sentido se ha recordado que el convenio con Seiasa para agilizar la ejecución de las obras de modernización obligaba a la ARJ a asumir unos costes que, en su momento, se cifraron en 13,58 millones de euros para los ocho sectores previstos.

No obstante, las circunstancias económicas actuales (el incremento del precio de materias primas y la inflación, junto a una fuerte caída de los precios de los cultivos de la zona) han provocado un alza sustancial de la cantidad a aportar por la ARJ "comprometiendo la estabilidad económica de la comunidad de regantes", añaden.

Ante tales circunstancias, la Junta General ha decidido revisar la postura de la comunidad respecto a la inversión que actualmente requieren los sectores a acometer por Seiasa y por ello se ha aprobado reclamar a la Generalitat Valenciana el cumplimiento de los acuerdos del Convenio de Alarcón que le obligan a otorgar las subvenciones necesarias para cubrir la parte de la inversión correspondiente a la ARJ.

El presidente de la ARJ, Antonio Costa, ha señalado al respecto: "De momento tenemos firmado con Seiasa la primera fase del convenio que afecta a la ejecución de dos sectores, el 12 y el 13. El resto de los sectores (25, 29, 41, 42, 43 y 44) se encuentran pendientes de firma, por lo que hoy hemos aprobado delegar en la Junta de gobierno la decisión de mantener o excluir del convenio todos o algunos de estos sectores".

Costa ha indicado que la situación es "muy delicada" con unas obras que, según el convenio de Alarcón, "debían estar finalizadas en 2009", por lo que exigen a las Administraciones la ejecución de los sectores en las condiciones pactadas en este convenio dentro del ciclo hidrológico 2022-2027; de lo contrario, ha agregado, "está en riesgo la viabilidad de la agricultura" en su zona regable.

Asimismo, la Junta General también ha acordado encomendar a la Junta de Gobierno la búsqueda de alternativas que permitan la obtención de recursos extraordinarios para hacer frente a la inversión que deba aportar la ARJ.

Entre estas opciones, se ha planteado la reanudación de conversaciones con el Ayuntamiento de València, titular de l’Albufera, y con la Generalitat para ultimar la firma de un convenio que regule el uso de las infraestructuras de la ARJ para el envío de agua al parque natural.

Compartir el artículo

stats