Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crece un 14 % la demanda de tratamiento en Proyecto Hombre después de la pandemia

Los programas han acogido en 2021 a 953 usuarios y 898 familiares | La cifra de jóvenes atendidos aumenta un 16 %

Proyecto Hombre València presenta su memoria del año 2021. Proyecto Hombre

Hasta 1.387 personas pidieron ser atendidas o asesoradas durante el año 2021 en Proyecto Hombre València. Una cifra que ha aumentado un 14 % respecto a la demanda de tratamiento en todos los programas registrada en 2020 y un 2 % si se compara con 2019, último ejercicio antes de la pandemia de coronavirus.

Estos son algunos de los datos que ha arrojado la Memoria de 2021 de la Fundación Arzobispo Miguel Roca que, a pesar de las restricciones para frenar el avance de la covid que todavía persistían durante el año pasado, ha mantenido de forma presencial los diferentes tratamientos ambulatorios en todos sus centros de día, aplicando las medidas preventivas necesarias.

Iniciaron su tratamiento un total de 953 personas y 898 familiares.

decoration

Como resultado, en el ejercicio anterior iniciaron su tratamiento un total de 953 personas y 898 familiares en los centros de día de València, Gandía y Ontinyent, en el área de prevención, en las comunidades terapéuticas de València y en la comunidad terapéutica intrapenitenciaria del Módulo I del Centro Penitenciario Valencia "Antoni Asunción Hernández" de Picassent.

En concreto, en el tratamiento de adultos participaron 888 personas, de las que el 82 % eran hombres. El centro de día con mayor número de usuarios en 2021 fue el de València, con 243 personas. En el área destinada para los jóvenes y adolescentes de entre 13 y 23 años, con conductas de riesgo, realizaron el programa 65 usuarios, un 16% más que en 2020.

Aumenta un 16% el número de jóvenes atendidos

decoration

De su labor en Picassent, que ofrece a los internos la "posibilidad de iniciar, en régimen de comunidad terapéutica, un tratamiento de deshabituación de la drogodependencia y su preparación para la vuelta a la vida en libertad", se han beneficiado un total de 95 personas. A esto se suman los nueve usuarios sin apoyo familiar que han podido completar su proceso de inserción social acogidos en la vivienda de integración de la Fundación.

Asimismo, Proyecto Hombre ha atendido a 898 familiares, tanto de usuarios del programa de adultos como de jóvenes, para facilitarles información, asesoramiento y apoyo terapéutico, y a 80 personas en grupos de autoayuda, "un espacio donde pueden expresar sus preocupaciones, comparten sentimientos e intercambian experiencias".

La cocaína, sustancia más consumida

El informe también hace un retrato del perfil de las personas que han realizado alguno de los tratamientos o que han participado en el área de prevención. En cuanto a los adultos, la estadística recoge que se trata de un "hombre mayoritariamente de origen español, con una edad media de 41 años, consumidor de cocaína, soltero y en paro". El motivo principal al que aluden (con un 51 %) es "sentir haber tocado fondo".

El perfil es un hombre, con una edad media de 41 años, consumidor de cocaína, soltero y en paro

decoration

El porcentaje de mujeres, sin embargo, se reduce a tan solo el 19 %, con una edad media de 42 años. Según el documento, en su caso recae "un doble estigma" sobre ellas: "Llegan más tarde a tratamiento y con más problemas de salud". Por eso, desde la Fundación consideran "necesario continuar introduciendo medidas que faciliten el acceso de las mujeres a tratamiento y su adherencia al mismo".

Respecto a los jóvenes y adolescentes, el perfil predominante también es un "hombre, mayoritariamente de origen español, con una media de edad de 19 años, consumidor de cannabis, soltero y estudiando". De nuevo, son ellas el porcentaje más bajo, el 23 %, y la edad se reduce a los 18 años. En este caso, el motivo de inicio son los familiares, con un 57 %.

En este sentido, el director de Proyecto Hombre València, Vicent Andrés, ha querido poner en valor "la importante labor del Programa de Prevención Selectiva e Indicada que ofrece alternativas de asistencia dirigidas exclusivamente a jóvenes y adolescentes, con conductas de riesgo". También ha recordado que "la percepción de riesgo de consumo de cannabis es muy baja".

Un 44 % de las personas en tratamiento consume alcohol

decoration

En relación a las sustancias de mayor consumo, la cocaína continúa siendo la más habitual en los adultos con un 37 %; seguida de la cocaína y alcohol, con un 26 %; el alcohol, un 18 %; y el cannabis, 6 %. Desde la entidad apuntan que el consumo de alcohol y los ansiolíticos e hipnosedantes "suele estar presente en la mayoría de las adicciones, aunque no se perciba como problemático" y hasta un 44 % de las personas en tratamiento consume alcohol

Entre los jóvenes que inician el programa de prevención, la adicción principal es el cannabis, con un 57 %, muy por encima de la cocaína, el cannabis sintético y la ludopatía, con un 9 %, el alcohol, un 7 %, los problemas de conducta, un 5 %, las tecnologías, un 3 %, o la ketamina, un 2 %. Además, el informe alerta de que un 87 % de los usuarios en tratamiento tiene amistades que consumen.

Con todo, los responsables de Proyecto Hombre València han querido destacar el esfuerzo que está realizando la Conselleria de Sanidad para "incrementar el presupuesto y el dialogo abierto con las entidades del Tercer Sector de las adicciones para desarrollar la acción concertada".

Compartir el artículo

stats