Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escrivá, el ministro amigo

El titular de Inclusión, interlocutor habitual de Puig, se reúne con la cúpula del Consell para simplificar trámites del Ingreso Mínimo Vital y la Renta Valenciana de Inclusión

Ximo Puig, Aitana Mas, Arcadi España y Gabriela Bravo, reunidos este viernes con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Levante-EMV

Es manchego, pero se le puede considerar prácticamente un valenciano de adopción. José Luis Escrivá (Albacete, 1960), ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, mantiene una estrecha relación no solo con la Comunitat Valenciana (veranea en Xàbia casi desde siempre) sino también con el Ejecutivo autonómico. Visitas como la de este viernes para reunirse con la cúpula del Consell son habituales y le convierten en un aliado de la Generalitat en Madrid, donde ejerce casi de embajador. De hecho, en la última conferencia del president Ximo Puig en un desayuno en Madrid, Escrivá fue el único ministro no valenciano que acudió al acto.

En esta ocasión la cita ha sido en 'casa' de Puig. El 'ministro amigo' ha mantenido un encuentro con el president, la vicepresidenta y responsable de Igualdad Aitana Mas y los consellers Arcadi España (Hacienda) y Gabriela Bravo (Justicia) para tratar de resolver el sudoku burocrático que supone para la población más vulnerable los trámites para compatibilizar la Renta Valenciana de Inclusión (RVI) del Consell y el Ingreso Mínimo Vital del Gobierno (IMV).

Según ha informado Presidencia a la finalización de la reunión, el encuentro ha servido para que ambas administraciones acuerden la puesta en marcha de un "grupo de trabajo" para coordinar y establecer una “mayor conectividad” en la gestión de ambas prestaciones.

Un proceso plagado de incompatibilidades y que complica que estos colectivos más desfavorecidos puedan completar las gestiones para percibir las ayudas. La prestación valenciana es anterior a la del Gobierno e Igualdad puso en marcha una Renta Complementaria de Prestaciones para dar un plus a los beneficiarios del IMV y que pudieran equiparar la prestación a la RVI, que suele ser superior, y evitar duplicidades.

La ayuda valenciana es superior

En concreto, según datos oficiales, la cantidad media que recibe un beneficiario del Ingreso Mínimo Vital es de 2.429 euros al año, mientas que los beneficiarios de la Renta Valenciana de Inclusión perciben 3.264, un 74 % más. Además, la RVI se actualiza con el IPC de cada año y la ayuda incluye un itinerario de inclusión con cursos y hasta intervención del Labora para encontrar empleo a las personas beneficiarias, algo que el IMV no contempla.

El grupo de trabajo impulsará la automatización de los procesos de gestión de ambas ayudas con el fin de facilitar su tramitación, especialmente a las personas solicitantes. En concreto, se trabajará en "simplificar todos los trámites" e "implantar procesos más sencillos desde el punto de vista técnico", según Presidencia.

Por otro lado, durante la reunión también se ha tratado la colaboración entre Generalitat y ministerio para ofrecer atención de calidad a un mayor número de personas refugiadas procedentes de Ucrania, y hacer realidad su proceso de integración.

Posteriormente Mas ha confirmado en la rueda de prensa tras el pleno del Consell que el grupo de trabajo conjunto buscará "intentar coordinar mejor" el IMV con la RVI. Mas ha precisado que se trata de un grupo con personal técnico de la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. "Es importante para nosotros resolver que todos los procedimientos se informaticen lo antes posible y que no supongan una carga burocrática para las personas en situación de vulnerabilidad, que ya tienen bastante con lo que están sufriendo", ha declarado.

Compartir el artículo

stats