Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los edificios de la Generalitat ya limitan la climatización y las luces

El Complejo Administrativo 9 d’Octubre programa el aire frío para conseguir un máximo de 27 ºC con cuatro cierres automatizados - La iluminación se apaga a las cinco de la tarde y después cada dos horas

Los edificios de la Generalitat ya limitan la climatización y las luces

Gran parte de los edificios administrativos de la Generalitat Valenciana ya están tomando medidas para la racionalización del consumo energético. Cumple así la Administración valenciana con lo anunciado hace días por el Ministerio para la Transición Ecológica y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y aprobado ayer por el Consejo de Ministros. De hecho en el Complejo 9 d’Octubre se está llevando a cabo un control de la temperatura ambiente, con un máximo de 27 grados ahora en verano, aseguraban ayer desde las conselleries de Hacienda y la de Economía Sostenible. Se trata de actuaciones de rápida implantación y bajo coste, como remarcan desde el ejecutivo valenciano.

Además de fijar los nuevos umbrales térmicos en espacios interiores, se han establecido consignas de cierre de climatización tanto para la época estival como para el próximo invierno en cuatro franjas horarias, desde las 12,30 horas hasta las 21 horas. En esos tramos el sistema se apaga, según las rutinas presentadas en la conferencia sectorial de energía del jueves 28 de julio entre Gobierno y autonomías tal como apuntaban desde la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

Además, se incidía desde el departamento que dirige Rafael Climent que con motivo de la pandemia de la covid-19 se repartieron chalecos acolchados a los funcionarios para poder tener ventilados los edificios y desconectada la calefacción. Algo que servirá en el supuesto de que haya bajar el termostato llegados los primeros fríos del otoño. En invierno, la petición del Gobierno es fijar el aire caliente en 17 º C.

En cuanto al control de la iluminación, el apagado de la luz es automático a las 17 horas y después cada dos horas hasta las nueve de la noche, con idéntico funcionamiento a la climatización. Otras medidas de ahorro energético incluyen la sustitución de todas las luces del aparcamiento de 15-600 metros cuadrados por LED, con un ahorro del 50 % en el consumo eléctrico. Se han instalado también cuatro cargadores de vehículos eléctricos, disponibles para los coches oficiales.

Con recarga solar

Desde la conselleria de Arcadi España se recuerda que se han modificado los jardines interiores y exteriores de los edificios para permitir el aparcamiento cerrado y controlado de más de 300 bicicletas y 75 vehículos de movilidad personal. Para estos últimos, además, se han habilitado aparcapatinetes con capacidad de recarga solar. Y especifican que está en marcha un proyecto de instalación de placas fotovoltaicas en todos los edificios que se espera que ahorre entre el 17 y el 30 % de consumo eléctrico.

Auditorías de eficiencia energética de todas las instalaciones públicas

Además de las medidas de ahorro energético aprobadas por el Gobierno e impulsadas por el Ministerio para la Transición Ecológica, el Botànic está desarrollando su propio plan de ahorro y eficiencia energética, mediante el fomento de las renovables y el autoconsumo de los edificios, infraestructuras y equipamientos oficiales. Una partida que asciende a veinte millones de euros. Una actuación de la Conselleria de Hacienda y Modelo Productivo con la participación del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace).

Dentro del Plan Reactiva el Ivace está gestionando desde 2016 un Registro de Auditorías Energéticas en el conjunto del sector público de la Generalitat, que permiten obtener el certificado energético de estos. A la promoción de instalaciones de autoconsumo en edificios públicos se han consignado 6,3 millones de euros en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea. Desde la conselleria de Economía Sostenible se incidía ayer que aunque las medidas del Gobierno español tienen ahora más resonancia, lo cierto es que desde la Generalitat se ha apostado claramente por la descarbonización desde el año 2016.

Compartir el artículo

stats