Educación

Los juzgados fallan a favor de Educación y blindan el 25 % de clases en valenciano en un IES de Alicante

El TSJ desestima el recurso de una madre de un IES de Torrevieja que intentó tumbar el uso del valenciano como lengua vehicular

La ley de plurilingüismo de 2018 establece que el mínimo de horas lectivas en una lengua vehicular debe ser del 25 %

Un grupo de jóvenes en un IES en una fotografía de archivo.

Un grupo de jóvenes en un IES en una fotografía de archivo. / David Revenga

Gonzalo Sánchez

Gonzalo Sánchez

Los juzgados han fallado a favor de Conselleria de Educación para blindar la obligación de estudiar el 25,8 % de las horas lectivas en valenciano en un IES de Alicante. Así reza la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de esta provincia, que rechaza el recurso de una madre para tumbar el proyecto lingüístico del centro.

Según la sentencia, el juzgado ha aplicado la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que ya falló sobre este tema. El juzgado remarca que el centro "cumple la legalidad" y se adhiere a la ley de plurilingüismo en una zona castellanohablante como Torrevieja.

La actual ley de plurilingüismo data del año 2018 y fija un mínimo del 25 % de horas lectivas en castellano y valenciano, y del 15 % en inglés, que podría llegar como máximo a un 25 %. Por esto, los juzgados consideran que el proyecto lingüístico del centro de Torrevieja se ajusta a la legalidad porque cumple las horas de valenciano mínimas exigidas.

Este centro en concreto utilizaba un 55,7 % de las horas lectivas en castellano, un 25,8 % en valenciano y un 16.9 % en inglés en Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Algo que los padres criticaban como injusto ya que, según la demanda "toda la Vega Baja del Segura es únicamente castellanohablante, de la misma manera que lo es el interior de la provincia de Alicante".

El conseller de Educación, José Antonio Rovira, clausura el congreso de docentes celebrado en la sede de Campanar.

El conseller de Educación, José Antonio Rovira, clausura el congreso de docentes celebrado en la sede de Campanar. / Gonzalo Sánchez

La denuncia por el proyecto lingüístico del centro fue presentada por la madre al inicio del curso 2021-22, pero fue rápidamente desestimada por la Dirección General de Innovación Educativa de Conselleria. La familia decidió entonces pasar a los tribunales, que también la han desestimado definitivamente.

Modificación del plurilingüismo

La legalidad actual es esta, pero el conseller de Educación José Antonio Rovira ya anunció que modificaría de forma urgente la ley de plurilingüismo para que las zonas castellanohablantes no tuvieran estas obligaciones. "No tiene sentido que un estudiante de Requena, que está exento de la asignatura de Valenciano, esté dando clases de historia en Valenciano", afirmó el conseller en una entrevista en À Punt.

Para el conseller, el objetivo de esta reforma es "garantizar la calidad educativa" de las familias y que "todos los niños y niñas de la Comunitat sepan valenciano", aunque en otra entrevista reciente afirmó que "una cosa es promocionarlo y otra imponerlo".

La reforma de la ley de plurilingüismo no llegará hasta el curso que viene según los planes de Conselleria. Mientras tanto, está vigente el texto Botànico, motivo por el cual los juzgados han desestimado el recurso contra el centro de Alicante.

El juzgado se basa en más sentencias similares para justificar esta, de hecho, pone como ejemplo un caso muy parecido en otro IES de Alicante, donde unos padres intentaron tumbar la implantación de un proyecto lingüístico plurilingüe, pero fue rechazado tanto por el centro como por los juzgados. La sentencia entendía en su día que los padres de cualquier alumno "no están legitimados" a intentar cambiar un proyecto lingüístico que rige un centro educativo, pero que sí que podían reclamarlo por los juzgados si así lo consideraban.