Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Serra Calderona se postula como área idónea para reintroducir el lince

El parque natural formaría parte del corredor entre Doñana y Lleida

Una de las técnicas del proyecto reúne muestras sobre las colonias de conejos. | MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ

El estudio llevado a cabo por el grupo de investigación Saigas, integrado en la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera y dentro del proyecto VialLynx, ha confirmado tras meses de investigación que la Serra Calderona, y especialmente los municipios de Segorbe y Altura en la provincia de Castelló, está considerada un área idónea para una eventual reintroducción del lince ibérico, básicamente por la suficiente presencia de conejos, principal alimento de estos felinos.

Eva Chillida, una de las investigadoras de este programa, explica que con la información y los muestreos a gran escala que se han llevado a cabo en los últimos meses, este espacio natural «tiene las características suficientes para la cría y reproducción en libertad del lince ibérico, porque tiene una extensión suficientemente grande, con suficiente comida en el cómputo general y, además, dispone de lugares con agua de forma permanente».

Las poblaciones de conejos se han encontrado en los términos municipales de ambos municipios del Alto Palancia, así como en Llíria, en la comarca del Camp de Túria. En el resto de localidades su presencia no es tan considerable. Aun así, falta un segundo muestreo más cercano a los núcleos urbanos, donde presumiblemente la presencia de alimento será más abundante.

En general, aunque se ha encontrado una desigualdad en la presencia de conejos en los distintos lugares analizados, «los datos indican que hay bastante comida». Además, por su extensión, su localización y su escasez de infraestructuras, la Serra Calderona también es un espacio clave para proporcionar seguridad a los jóvenes felinos, conectando así las colonias ya existentes en el sur de la península con aquellas que se puedan establecer en el norte, como es el caso de la provincia de Lleida, en base a los resultados que han obtenido los estudios que se han llevado a cabo de forma paralela por las entidades Crew Foundation y CBD-Hábitat, facilitando así el intercambio genético fundamental que haga posible la viabilidad de esta especie.

Todos los datos que incluye el informe señalan que el Parque Natural de la Serra Calderona también será un excelente corredor para el lince, con la finalidad de que pueda transcurrir entre las zonas del sur de España, concretamente desde Doñana y la Sierra de Andújar hacia la zona del Alto Turia, Sierra de Negrete y Sinarcas, hasta llegar a Albacete y Cuenca, que se unirán con Lleida, de manera que se podrá favorecer la recuperación de territorio para este felino en el este peninsular.

Un proyecto de 20 meses

El proyecto VíaLynx se puso en marcha en junio con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. En total, el grupo de investigación Saigas ha analizado ocho áreas protegidas de la Red Natura 2000 con población suficiente de conejos y libres de infraestructuras que pongan en riesgo la supervivencia de los linces.

Según el equipo, las zonas aptas para la reintroducción de este felino tienen que disponer, como mínimo, de 10.000 hectáreas protegidas, como es el caso del Parque Natural de Serra Calderona.

Compartir el artículo

stats