Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chella reconvierte en edificio cultural el centro de día que lleva 3 años sin uso

El consistorio renuncia a abrir el servicio de atención a mayores ante la falta de demanda por la crisis

Chella reconvierte en edificio cultural el centro de día que lleva 3 años sin uso

Chella reconvierte en edificio cultural el centro de día que lleva 3 años sin uso

La ausencia de potenciales usuarios como consecuencia de la transformación del panorama económico ha obligado al Ayuntamiento de Chella a reconvertir lo que iba a ser un centro de día para mayores en un edificio polivalente que dará cabida a actividades culturales de todo tipo y a la vez será la nueva sede de la policía local. Con esta decisión, el consistorio pretende dotar de contenido a las instalaciones, que llevan más de tres años terminadas se levantaron con ayuda del Plan Zapatero y un presupuesto de 500.000 euros y sin ningún uso por la actual coyuntura.

A pesar del cambio de planes, el alcalde de la localidad, Pablo Seguí, explicó ayer a Levante-EMV que la estructura del edificio de la Avenida Ronda Blasco Ibáñez no se ha alterado ni un ápice. Con ello, la corporación abre la puerta a poner en marcha el servicio de atención a personas mayores en un futuro «si la situación económica mejora» y surgen suficientes usuarios, puesto que la autorización para habilitar el centro de día como tal seguirá vigente. Según expone el munícipe, varios vecinos que en un principio, al conocer el proyecto ideado en origen en 2006, mostraron interés por utilizar el servicio, se echaron posteriormente atrás por razones económicas, indicando que su situación familiar había cambiado o que ya no podían sufragarlo. La imposibilidad de contratar personal municipal por las nuevas condiciones impuestas por el Gobierno también bloqueó la apertura, en 2012. Cuando por fin terminó de construirse y pudo abrirse, la demanda del centro de día se había esfumado. «Hicimos una reunión y no vino nadie», relata Seguí. El gobierno local, que desde el principio quiso una gestión pública del servicio, efectuó un estudio económico que lo hacía viable con un precio de 350 euros al mes por persona, asumiendo el ayuntamiento la luz y el mantenimiento de la infraestructura, de 8 a 20 horas. «Desgracidamente, con la crisis la situación ha cambiado y muchas personas mayores se tienen que quedar en casa porque son quienes cuidan de sus familiares y no al revés. No pueden permitirse estar en el centro». El alcalde confía en que el escenario mejore y el servicio abra en un futuro: «Teníamos mucha ilusión en el proyecto», lamenta.

Apertura con Miguel Hernández

El nuevo Centro Cultural de Chella abrirá por primera vez sus puertas el sábado con una exposición de fotopoemas y recitales en torno a la figura de Miguel Hernández. El domingo 29, a las 19 horas, se ha programado un cuentacuentos. El edificio acogerá conferencias y todo tipo de actividades culturales durante el año.

Compartir el artículo

stats