Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

a priori

fiascos

El pasado verano, en pretemporada, el Olímpic fichó, entre otros, a tres ilustres jugadores veteranos con la pretensión de construir, junto a Mendoza y Pepín, un bloque compacto y fuerte que junto a otro grupito de jugadores de inferiores categorías, cuya única virtud, en algunos casos, es su juventud, hacer un equipo que ilusionase.

Esos nuevos jugadores veteranos iban a constituir la espina dorsal del equipo. Quizá no se tuvo en cuenta el estado físico y la edad, pensando en el rendimiento que ha ofrecido Rifaterra, ahora lesionado, con 40 años pero modélico en todos los sentidos. Pero Rifa es la excepción que confirma toda regla y el caso es que los futbolistas nuevos que se trajeron están resultando un ostensible fiasco.

Ahora que la deficiente andadura de estos veteranos tiene dificilísima solución, se echa la culpa al entrenador como chivo expiatorio y listo. Será quien pague el pato de los tremendos errores cometidos si no es capaz de ganarle el próximo partido al Huracán en su campo, un partido tan difícil como todos.

Quisiéramos equivocarnos pero vencer a Huracán sería un remedio momentáneo porque el mister Sandroni ya está herido y a la más mínima se irá a la calle como culpable de algo a lo que es ajeno, porque el equipo corre y pelea por el balón, pero no tiene lo otro, lo que todos sabemos.

Quizá el señor Sandroni no estaba suficientemente preparado para dirigir un equipo con la pretensión de igualar las dos temporadas anteriores en Segunda División B como era la ilusión del socio, pero quizá también con aciertos en los fichajes, su trabajo hubiera sido más productivo.

Alfonso Rus, ganador nato donde los haya, si es verdad que al finalizar la presente temporada quiere dejar la presidencia, debería tomar cartas en el asunto limpiando la plantilla de lo peor para incorporar tres futbolistas de absoluta garantía con los que mantenerse en Segunda B. Sería una salida por la puerta grande acorde con su categoría. Dejarlo en Tercera y no continuar sería impropio de su personalidad como presidente del Club Deportivo Olímpic.

Compartir el artículo

stats