Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de la Font censura las condiciones de trabajo de dos empleadas municipales

«Se me oprime el corazón cuando las veo rodeadas de estufas y arropadas con una mantita», asegura Penadés

La portavoz del PP de la Font de la Figuera, María José Penadés, ha censurado las condiciones de trabajo que padecen dos funcionarias administrativas del consistorio desde que se ejecutaron las obras de reforma en las instalaciones. Esta actuación, calificada de «innecesaria» por la oposición popular, deja a las trabajadoras, en palabras de Penadés, «castigadas a menos de dos metros de la entrada al consistorio». La portavoz sostiene que las funcionarias «han tenido que soportar todo el frío que entra de la calle durante este invierno». «Se me oprime el corazón cuando las veo en días de mucho frío, rodeadas de pequeñas estufas que dan calor a sus pies, arropadas con una mantita y en ocasiones con guantes», añade a continuación. La regidora del PP ha asegurado que insistirá «para que trabajen en condiciones» porque «todos los trabajadores merecen un respeto». La popular arremete contra el alcalde Vicente Belda y su socio de gobierno, Vicent Muñoz, «por permitir que dos empleadas se encuentren en pésimas condiciones de trabajo», mientras las demás dependencias, mantiene, «gozan de cálidas estancias».

Penadés también ha afeado al gobierno municipal que, tras la reforma del edificio consistorial, «no han sido capaces de eliminar las barreras arquitectónicas», que impiden la entrada a las personas con dificultad reducida de movilidad. «Es lamentable que desde esta administración local no se vele por la protección y la seguridad de nuestros empleados públicos, así como que se coarte el derecho de la gente con dificultades de movilidad», sefún ha manifestado la concejal popular en un comunicado remitido ayer a los medios.

Compartir el artículo

stats