Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ontinyent

Tervex Textil se disuelve tras confirmar el Supremo la nulidad del ERE de 2010

El juzgado de lo mercantil número 3 de Valencia ha decretado la disolución de la compañía Tervex Textil, con sede en la Vall d´Albaida. El anuncio se produce pocos días después de que el Tribunal Supremo haya confirmado la nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) impulsado en 2010 para despedir a 15 empleados vinculados a la estructura societaria del conglomerado, nacido en 2004 de la unión del grupo Terol de Ontinyent (Tergrup, SL) y Tavex, para la fabricación y comercialización de artículos de textil hogar. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) anuló en 2013 las resoluciones del Ministerio de Trabajo que autorizaron el ERE y, más recientemente, el recurso de apelación defendido por el Abogado del Estado contra aquel fallo judicial ha sido tumbado por la sala de lo contencioso del Supremo.

Tervex tramitó el despido de los empleados como colectivo a pesar de incluir en el proceso de extinción a personal de hasta cinco sociedades dependientes de la matriz con centros operativos en Ontinyent y Girona: Indulter, SL, Home Retail partners, SL, Sanper Logística, Sanpere, SA y Tolra 1856. Los magistrados consideran que todas estas firmas, a pesar de constituir un grupo empresarial de carácter mercantil, no formaban una sola empresa, sino que eran autónomas en sus decisiones, de manera que las extinciones de los contratos de trabajo debieron efectuarse a través de cartas individuales de despido objetivo y las indemnizaciones „fijadas inicialmente en 22 días por año trabajado a abonar por el Fogasa„ debieron tramitarse de forma individual con los trabajadores y no mediante este mecanismo, impugnado por los afectados.

Pérdidas de 12 millones

El fallo del Supremo, que afea a la autoridad laboral su papel a la hora de dar luz verde al ERE, se emitió el pasado 13 de noviembre. Apenas 5 días más tarde, el 18, se publicó la resolución del proceso concursal de Tervex Textil, que ha desembocado en la disolución definitiva del conglomerado y de las empresas antes citadas que lo integraban. En 2010, los responsables del grupo atribuyeron a la crisis del textil y a la competencia asiática los despidos. El fallido ERE y otros factores han pesado finalmente en la desaparición de la mercantil. A partir de 2012, Tervex protagonizó ampliaciones de capital y cambios accionariales que, sin embargo, no permitieron a la firma remontar el vuelo. En 2014, los administradores solicitaron el concurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda acumulada de 12 millones de euros y a sus enormes problemas de liquidez.

Tervex surgió hace 11 años con activos y marcas de Tergrup y Tavex y, poco después, lanzó la cadena de tiendas Atrium. Aunque no participaba en la gestión diaria, Tavex controlaba el 40% de Tervex y destinó entre 2012 y 2013 un total de 3,44 millones de euros a reflotarla. La algodonera, adquirida recientemente por un fondo alemán, ha preferido centrarse ahora en otras vías de negocio.

Compartir el artículo

stats