Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sempere niega la ayuda de libros a los dos niños de primaria del municipio

Los padres presentan la documentación, pero el consistorio no se ha adherido al plan, alegando falta de dinero

Los dos escolares del pequeño municipio de Sempere (44 habitantes) que cursan Primaria no podrán beneficiarse de la ayuda de los 200 euros del plan Xarxa Llibres puesto en marcha por la Conselleria d'Educació. Según han denunciado los padres, el alcalde de la localidad, Miguel Juan, ha negado la ayuda a los niños al no acogerse el consistorio al programa lanzado por el departamento que dirige Vicent Marzà.

Ivan Sokolov, padre de una niña de 6 años que cursa 1º de primaria denuncia que ha pedido al ayuntamiento la ayuda para el programa de gratuidad de los libros de texto, pero el primer edil «no quiere». Según el progenitor, el alcalde alega «que el ayuntamiento no tiene dinero, pero vemos como destina dinero a obras innecesarias en vez de a inversiones más útiles, como la ayuda a los libros», critica.

El programa Xarxa Llibres de la administración autonómica concede una ayuda de 200 euros, 100 se entregan ahora y el resto al final de curso, cuando el beneficiario entregue los libros —en buen estado— para crear un banco de libros. El plan cuenta con la participación, a partes iguales, de la Generalitat Valenciana, la Diputació de València y los ayuntamientos. Cada uno aporta 66 euros por cada niño y el Ayuntamiento de Sempere tendría que sufragar unos 132 euros, para conceder la ayuda a los dos alumnos que la han solicitado.

Ivan Sokolov ha criticado la actitud del primer edil de Sempere, «que parece que no quiera que prospere el pueblo, ni beneficiar a su gente». El vecino, que reside en Sempere desde hace diez años, critica que «parece que el alcalde actúa por simpatías políticas».

Por su parte, el alcalde, Miguel Juan, manifestó ayer que «tenemos más gastos que ingresos y no hay dinero para más. No son solo los libros, hay muchos más gastos a los que tiene que hacer frente el consistorio y no se pueden pagar». Juan asegura que «no discriminamos a nadie, pero aquí tenemos que arrimar todos el hombro». El primer edil, que señala que en Sempere no hay colegio —los niños se trasladan a otras localidades—, no ha pedido ayuda a las otras administraciones para el Xarxa Llibres e insta a los padres a que «acudan a la Generalitat».

Compartir el artículo

stats