06 de julio de 2018
06.07.2018

Ontinyent unifica el alumbrado de dos de sus calles comerciales

Una inversión de 120.000 euros permite actuar en M. Valls y José Iranzo

05.07.2018 | 23:12

El Ayuntamiento de Ontinyent va a proceder a la sustitución de un total de 44 luminarias de vapor de sodio existentes en las calles Martínez Valls y José Iranzo por otras tantas de LED de bajo consumo. La intervención, que sale esta semana a licitación por un presupuesto base de 112.161 euros, va aparejada a la instalación de nuevas columnas decorativas de luz, unificando así la imagen de las calles y mejorando la eficiencia energética, al reducir un 68'2 % el consumo sin perder calidad lumínica, destacan fuentes municipales.

El concejal coordinador de Territorio, Sostenibilidad y Servicios Municipales, Jaime Peris, recordaba que la medida «atiende una demanda del vecindario de la zona, que venía pidiendo que se unificará la imagen del alumbrado público, que tenía hasta tres tipos de columnas de luz. La imagen final del conjunto será más acorde con la de una zona comercial, al tiempo que continuamos con las sustitución que venimos haciendo de bombillas de vapor de sodio por otras LED», añade.

La actuación, que se realizará durante un periodo estimado de tres meses a partir del inicio de la obra, se llevará a cabo en cuatro tramos: en la calle Martínez Valls, los tramos desde el cruce con la avenida Daniel Gil hasta el cruce con la de Albaida, y desde el cruce de ésta hasta la plaza de Ausiàs March; y en la calle José Iranzo los tramos desde el cruce de Pío XII hasta la avenida Albaida, y desde ese punto hasta el número 52 de la calle José Iranzo.


Ahorro en el consumo

Jaime Peris explicaba que a pesar de que el coste es de alrededor de 112.000 euros, esta «va a ser una inversión rentable con el paso del tiempo, ya que las nuevas luminarias ofrecerán más rendimiento con menor consumo», añade. En concreto, los nuevos puntos de luz supondrán una reducción de potencia del 68'2% al de las actuales luminarias al cambiar bombillas de 100, 150 y 250 watios, por otros tipos LED de 71 y 75. «Pese a la reducción de potencia, no se perderá calidad lumínica, sino que incluso aumentará», asegura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook