26 de abril de 2019
26.04.2019

La presión sindical obliga al gobierno de Xàtiva a aplazar la regularización de la plantilla

El alcalde retira del orden del día de hoy ese punto y lo deja para el nuevo ejecutivo tras el 26M

25.04.2019 | 22:53
La presión sindical obliga al gobierno de Xàtiva a aplazar la regularización de la plantilla

La fecha era simbólica, el 25 d'Abril. Y los ánimos estaban muy crispados. Así que el Ayuntamiento de Xàtiva decidió ayer apagar el fuego. El consistorio informó que retira del orden del día del pleno de hoy el punto que trataba el expediente de modificación de la RPT, la Relación de Puestos de Trabajo, el proceso de regularización de la plantilla municipal que tanta controversia genera. Fuentes municipales señalaron que este asunto se aplaza hasta después de las elecciones para que, de ese modo, lo asuma un nuevo equipo de gobierno con la finalidad de «llegar a un acuerdo más satisfactorio».

El anuncio llegaba minutos después de finalizada una asamblea de la plantilla del consistorio, en el salón de plenos, de la que salió un durísimo comunicado contra el equipo de gobierno. La exhibición de fuerza y unidad fue total, ya que la cita estaba promovida por cuatro sindicatos: Comisiones Obreras; UGT, el SPPLB (sindicato policías, policías locales y bomberos) y la USO. Y esa unidad de acción se reeditó a la salida. De hecho, estaba previsto que hoy acudan al pleno representantes de estos sindicatos, apuntaron ayer.

Los cuatro sindicatos señalaron ayer que «condenamos la estrategia impositiva de rebaja de salarios planteada por la actual corporación», un rechazó que ya fue expresado en parecidos términos días atrás tal como avanzó Levante-EMV. «El Ayuntamiento de Xàtiva „continúan„ paga nóminas de hasta 700 euros menos de lo que establece el convenio a los trabajadores y trabajadoras interinos que se han incorporado después de superar procesos selectivos, y presiona a los sindicatos de la mesa de negociación para que lo aprueben», según revelaron ayer.

«Queremos mostrar nuestro rechazo a las propuestas que está planteando la corporación, que genera discriminación salarial entre empleados que realizan las mismas funciones», agregan los delegados presentes en la Mesa General de Negociación. Y denuncian que «el equipo de gobierno propone, por otra parte, la modificación al alza de los salarios de una parte del personal; solamente los que ellos consideran y bajo criterios arbitrarios y partidistas. Este comportamiento caciquil [...] es discriminatorio e impropio de gobiernos progresistas».

En conclusión, los representantes sindicales señalan que «defendemos una sola RPT para todos los trabajadores y trabajadoras bajo la máxima sindical de que a igual trabajo, igual salario. Y con esta revisión „recalcan„se pueden dar casos como que dos trabajadores sometidos a la misma peligrosidad cobren un sueldo del 50% menos uno respecto a otro», alertan.

Según pudo saber ayer este diario, la retirada del punto estuvo precedida de cierta tensión. La edil de Personal, Empar Penadés, remitió a los empleados por intranet un comunicado ofreciendo «diálogo» y «explicaciones»; un comunicado anterior a la retirada este punto. Y es que la votación era muy arriesgada, ya que todo apunta a que Esquerra Unida iba a votar en contra. También PP y Ciudadanos. Curiosamente, como el puesto vacante del edil popular Francisco Domínguez no se ha cubierto, estos tres partidos tendrían diez votos y no once (la mayoría). PSPV y las ex regidoras de Compromís también sumarían diez, o sea un empate. Y Roger Cerdà se hubiera visto obligado a ejercer el voto de calidad de alcalde y aprobarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook