30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decisión del juzgado

Paralizado el desahucio en Navarrés de un edificio completo con decenas de vecinos

El aviso se desencadenó el pasado día 8 pese a que los afctados aseguraban que su situación estaba en regla

El juzgado ha paralizado el desahucio de una comunidad de vecinos de Navarrés. El pasado día 8, los vecinos de las viviendas ubicadas en el edificio de la calle Maestro Serrano recibieron la notificación de que sus viviendas se encontraban en ejecución hipotecaria y se iba a proceder „a las 9 de la mañana del día siguiente„ al alzamiento de las mismas. El revuelo fue inmediato, dada la magnitud del desahucio: decenas de afectados y un panorama desesperado para estos vecinos.

Los vecinos, ante el peligro de verse en la calle, pusieron en conocimiento de la situación a una abogada que esa misma tarde solicitaba al juzgado la suspensión del lanzamiento al encontrarse las viviendas ocupadas, con contratos de alquiler suscritos en precario y encontrarse al corriente de pago, hecho que desconocía el juzgado que dictó el lanzamiento al no haberlo comunicado la empresa ejecutora y propietaria del inmueble, según su versión.

A las ocho de la mañana la abogada se presentó en la finca, ya que una hora después se presentaría la comitiva judicial para aportar las copias de dichos contratos y negociar el plazo de la suspensión. En apoyo a los vecinos se manifestó la alcaldesa, Estela Darocas, quien ofreció abonar desde las arcas municipales una noche de hotel para evitar que los vecinos se quedaran en la calle. Sin embargo, se echó en falta la presencia de lo servicios sociales municipales, dado el peligro de dejar a varias familias incluidas menores en una situación de total vulnerabilidad y a las cuales desde dicho servicio municipal se les tenía que haber dado traslado de la situación, según se quejaron algunos de los afectados.

Consultada a la alcaldesa, manifestaba que fue ella quien detuvo el desahucio a través de una llamada telefónica al juzgado por la tarde. Otras fuentes cuestionaban esa versión «ya que el único juzgado abierto por la tarde era el de guardia, y un procedimiento judicial no se paraliza con una simple llamada ya que el personal del juzgado cumple con los mandamientos judiciales sin que sea competencia de ellos resolver extrajudicialmente un litigio», indicaron.

El caso es que, de momento, la tranquilidad reina de nuevo en esta comunidad después de unos días de sobresalto en los que se veían en la calle pese a tener en regla su situación, insisten.

Compartir el artículo

stats