Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alarma por el patrimonio en Moixent

El paso de la DANA por la Vall d'Albaida y la Costera dejó daños en elementos históricos de la localidad como el BIC del Bosquet - El Pont de les Casetes de la Lloma o el de Vahillo están en peligro según Agró

Efectos devastadores del temporal en una estructura histórica, en el término de Moixent.

Efectos devastadores del temporal en una estructura histórica, en el término de Moixent. acció ecologista-agró

La foto comparativa del antes y el después del Pont d'Allà Baix de Aielo de Malferit, arrasado por la crecida del Clariano, fue el pasado mes de septiembre el ejemplo más visual de que el patrimonio histórico-artístico también sufre las consecuencias de un temporal. La riada engullió el valioso puente medieval, del XVI, cuya rehabilitación es inviable. Parecido ocurre en Moixent (la Costera). La localidad sufrió también los efectos de la DANA. Pero si las imágenes más poderosas de esos días fueron las de unos barrancos enfurecidos, el Cànyoles de gom a gom o varios coches arrastrados, una inspección más sosegada muestra que el patrimonio del municipio también se ha visto afectado.

Acció Ecologista-Agró de la Costera ha denunciado que tres antiguas infraestructuras relacionadas con el agua: el Bien de Interés Cultural (BIC) del Embalse del Bosquet, el Pont de les Casetes de Lloma y el Puente del Palacio de Vahillo están en peligro. «Ya hemos puesto en conocimiento de la Conselleria Cultura la situación de abandono que padecen después de los efectos del temporal, y hemos solicitado su restauración», explica desde el colectivo conservacionistas Santiago Gasset.

La lluvia también afectó uno de los puentes del Barranc del Bosquet que forma parte del conjunto de este BIC, expediente que se inició por la petición popular que impulsó Acció Ecologista Agró en los años 90, recuerda. «Afortunadamente, por ahora, la estabilidad de este puente no parece que esté en peligro», ha añadido. «Desgraciadamente, no podemos decir lo mismo del Pont de les Casetes de Lloma ni del Puente del Palacio de Vahillo. «Habíamos pedido su protección y reparación, solicitando en 2017 la declaración como Bien de Relevancia Local (BRL). Pero, hasta ahora nadie nos ha hecho caso», lamentan desde AE.

Según han explicado a Levante-EMV, «como consecuencia de las lluvias, una de las pilastras del Pont de les Casetes de Lloma se derrumbó, y con él todo su arco. Hemos trabajado a contrarreloj para salvar este puente. Sin embargo, la parálisis del anterior equipo de gobierno lo ha condenado a venirse abajo. En noviembre de 2018 el consistorio nos aseguró que la restauración de este puente era inminente. Pero, la realidad es que no se ha llegado a tiempo, ha sufrido un grave desprendimiento y ni siquiera hay un técnico para su restauración», critican.

Peligro para el viandante

Por lo que respecta al Puente del Palacio de Vahillo, esta infraestructura del siglo XVIII ha sufrido desprendimientos de la mampostería en uno de sus laterales, lo que deja al aire su estructura. «En ese punto de la estructura tiene el mismo daño al otro lado del puente, lo que agrava su debilidad estructural y el riesgo de derribo», añaden. Para ambos elementos Agró pidió que se iniciara un expediente de declaración de ruina, solicitando su protección y «que se impidiera el paso a viandantes, ya que había y hay aún riesgo para las personas. Pero, hasta el momento el expediente está paralizado».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats