Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un millón de euros por ser rurales

Municipios de la Safor, la Vall d'Albaida y la Costera agrupados bajo la marca mancomunada Som Rurals obtienen una importante ayuda europea para iniciativas turísticas, agrícolas o de desarrollo

Vista de la vía principal de entrada a Ròtova y del núcleo urbano del pueblo de la Safor.

Vista de la vía principal de entrada a Ròtova y del núcleo urbano del pueblo de la Safor. Perales Iborra

Con una crisis sanitaria como la de la pandemia de la covid-19, la ruralidad, los municipios pequeños e incluso lo que se ha llamado la España vaciada se ha revelado como un espacio idílico, una forma de vida en la que fijarse para el futuro que se presenta. Pero los municipios rurales hace años que miran al futuro y velan por el bienestar, el patrimonio cultural, turístico y agrícola de sus términos. En ese contexto nació en 2016 el grupo de acción local Som Rurals, que agrupa a 41 municipios de la Costera, la Vall d'Albaida y la Safor, y que, entre otras acciones, gestiona fondos europeos para el desarrollo de los municipios de su ámbito. Som Rurals acaba de abrir la tercera convocatoria de ayudas de los fondos Leader, para la que cuenta con un millón de euros. El plazo de presentación de proyectos es de 20 días, aunque el cómputo del plazo comenzará tras levantarse el estado de alarma.

Los fondos Leader permiten llevar a cabo proyectos para actividades de industria agroalimentaria; actividades no agrícolas; y servicios básicos y de renovación ligados a las energías renovables y el ahorro energético, a servicios e infraestructuras rurales de ocio y cultura, de turismo, y de recuperación y rehabilitación del patrimonio cultural y natural.

Una de las poblaciones integradas en Som Rurals y que ya está evaluando qué proyecto presenta a la nueva convocatoria es Otos. Con la anterior línea de ayudas, este municipio de la Vall d'Albaida logró una subvención para acondicionar la zona recreativa de la Font de Baix; construir un nuevo reloj de sol „Otos es el municipio con más relojes de sol en su término y cuenta con una ruta turística dedicada a ello„; y renovar las farolas del alumbrado público. Mario Mira, alcalde de Otos, explica que estos tres proyectos, que sumaban un presupuesto próximo a los 20.000 euros, ya están en marcha tras aprobarles la ayuda, del 70 % del coste total. Para la tercera línea de ayudas, cuyo plazo se ha abierto ahora, Mira señala que barajan solicitar la compra de un vehículo eléctrico que necesitan. Aunque señala que aún están valorando qué proyecto presentan, ya que «la ayuda cubre una parte del coste del proyecto, y en torno a un 20 o 30 % tenemos que aportarlo los consistorios», por lo que en un municipio pequeño y con poco presupuesto como Otos, «no podemos pedir grandes cosas, tienen que ser proyectos para los que podamos asumir la parte que nos corresponde de fondos propios». Y el coche eléctrico puede rondar los 30.000 euros. Mira ponía de manifiesto uno de los escollos de estas ayudas, y es que no se pueden combinar con «subvenciones de otras administraciones, como la Diputació de València», aunque ponía en valor los beneficios de estos fondos europeos para ejecutar actuaciones necesarias en pueblos pequeños.

En la Safor, l'Alqueria de la Comtessa es otra de las localidades que echa mano a estas ayudas. Ha obtenido subvención en las dos primeras convocatorias, y ya tiene decidido el proyecto que presentará para la tercera. Requerirá ayuda para recuperar la mampostería de piedra en seco „técnica constructiva declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco„ de una parcela municipal, en la que además también pretende recuperar cultivos autóctonos como el olivo, el almendro y el algarrobo. El alcalde de esta localidad de la Safor, Voro Femenia, explica que el coste de la actuación puede rondar los 90.000 euros y señala que, «aunque en los fondos europeos la ayuda tarda en llegar, hay que avanzar el dinero, y establecen unos requisitos muy específicos, normalmente llegan para todos». Femenia detalla que con estas ayudas Leader, l'Alqueria de la Comtessa ha podido recuperar un muro de mampostería y un mirador; y habilitar una espacio de ocio en el entorno de la Ermita dels Sants de la Pedra, proyecto que está en marcha.

Fondos exigentes

El vicepresidente de Som Rurals y alcalde de la Font de la Figuera, Vicent Muñoz, tampoco va a dejar escapar la ocasión para optar a esta ayudas. Estudian varios proyectos „hay varias categorías a las que presentar propuestas„ y apunta que una de ellas sería la dinamización del Centre d'Acció Social, un espacio para los mayores. Muñoz, que avanzó que la próxima semana la directiva de Som Rurals tiene prevista una reunión, pone en valor las ayudas Leader, que, aunque «son fondos muy exigentes y hay que justificar muy bien el proyecto» „debido al mal uso de las ayudas en épocas pasadas„, son fondos «que si no se agotan en una convocatoria, no se pierden, pasan a la siguiente». El mundo rural nunca pierde.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats