Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aiacor pide que se aleje del núcleo urbano la planta de compostaje

Alertan de las molestias, la degradación del entorno y el impacto visual

Ibáñez y Orea en los terrenos elegidos para la planta, junto a las viviendas y el lavadero. | LEVANTE-EMV

Los vecinos de Aiacor, pedanía de Canals, han alzado la voz contra la planta de compostaje de residuos orgánicos que el ayuntamiento canalense contempla ubicar en el término pedáneo. Afirman que no están en contra de que se instale la planta allí, pero no están de acuerdo con el emplazamiento, a escasos 100 metros de las viviendas, en una parcela en la que se encuentra el lavadero del siglo XIX recientemente rehabilitado, que también reclaman que se adecente, denunciando el estado de «abandono» en el que se encuentra. Los aiacorins alertan de las molestias que generará la planta a tan pocos metros de las casas, con «degradación del entorno, malos olores y un gran impacto visual» en una de las entradas a la localidad.

El alcalde pedáneo de Aiacor, Juan Carlos Ibáñez, explicaba ayer que la propuesta de acoger la planta se les expuso hace un año y que ya entonces pidieron que se buscara otra ubicación, más alejada del núcleo urbano. «Pero no han atendido nuestra demanda, el ayuntamiento de Canals se empeña en ubicarla allí, y lo ha decidido sin consultarnos», criticaba ayer el munícipe. «La parcela municipal elegida está a menos de 100 metros de las casas. Hay una treintena de viviendas en ese entorno, un camino de poco más de 5 metros les separa de la parcela. La plaza y la iglesia están a 150 metros», apuntaba Ibáñez, quien indicaba que para esos terrenos esperaban un uso más social. Los vecinos pidieron crear allí una zona recreativa y de ocio, con bancos y mesas. «La zona es preciosa, hay mucha vegetación, olivos y algarrobos milenarios y en esa parcela, de más de mil metros cuadrados, se podría abrir un espacio recreativo para el disfrute de los vecinos», afirmaba el alcalde, que exponía que «el atractivo de los municipios pequeños es la tranquilidad, las zonas verdes y un entorno privilegiado». Manifestaba que la instalación de la planta en la zona prevista ahuyentará la llegada de nuevos residentes, y destacaba que en Aiacor hay muchas familias jóvenes y con niños.

La instalación para hacer compost a partir de residuos orgánicos, una planta de unos 200 metros cuadrados apuntaban, se ubicará también junto al lavadero del siglo XIX, una infraestructura en la que, según recordaba Juan Carlos Ibáñez, se han invertido unos 50.000 euros en su rehabilitación, reformando el espacio dotándolo de iluminación y agua potable, por lo que no entendía que tras esa inversión se insista en abrir allí la planta de compostaje.

Apoyo del PSPV a la demanda

El alcalde pedáneo indicó ayer a Levante-EMV que remitirán a los portavoces de todas las formaciones políticas de Canals una carta exponiendo el malestar de los vecinos por el emplazamiento de la instalación, y pedir que se busque otra alternativa. El PSPV ha mostrado su apoyo a las reivindicaciones de los vecinos de Aiacor, y el portavoz, Antoni Orea, lamentaba ayer la «falta de información a los vecinos» y que el alcalde pedáneo «no haya sido informado con antelación ni se le haya hecho partícipe del proyecto». Orea reclamaba que se abra un proceso participativo para que los vecinos puedan aportar propuestas. El portavoz del PSPV, que se reunió con Ibáñez y visitó los terrenos destinados a la planta, pidió al gobierno de Mai Castells que «paralice esta obra y dé toda la información a los vecinos y vecinas de Aiacor».

Compartir el artículo

stats