Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aielo suspende las licencias para plantas fotovoltaicas en el término

Modifican el PGOU para cerrar el paso a proyectos como el de Cairent

Vecinos de Aielo de Malferit en la marcha reivindicativa al paraje de Cairent, el domingo. | SALVEM CAIRENT

Vecinos de Aielo de Malferit en la marcha reivindicativa al paraje de Cairent, el domingo. | SALVEM CAIRENT

El pleno del Ayuntamiento de Aielo de Malferit aprobó anteanoche la suspensión de licencias para la instalación de plantas fotovoltaicas y de aerogeneradores en el término municipal, lo que cierra el paso al proyecto en el paraje del Pi de Cairent, que ha aunado a la ciudadanía en su contra. La propuesta, aprobada con los votos a favor del gobierno del PSPV y Compromís y la oposición del PP, suspende la concesión de licencias para instalaciones fotovoltaicas y parques eólicos en el suelo no urbanizable común y en el suelo no urbanizable de especial protección, «siempre y cuando no se trate de instalaciones de autoconsumo», remarca la propuesta aprobada. El pleno daba luz verde a iniciar los trámites para revisar y modificar la normativa del PGOU que aborda esta cuestión, así como recuperar el plan especial de Cairent.

Con esta suspensión, el ayuntamiento pretende blindar el término ante la instalación de grandes proyectos que arrasan con el territorio. El alcalde, Juan Rafael Espí, explicaba ayer a Levante-EMV que «pretendemos regular la situación». La suspensión es durante un año «con el objetivo de poner en marcha un proceso participativo con la ciudadanía para decidir, entre todos, cómo queremos que sean estas instalaciones y donde pueden instalarse», afirmaba.

La propuesta suscitó debate entre el gobierno y el PP por la revisión del PGOU. Los populares no respaldaron esta revisión porque «la modificación del Plan General contempla revisar todo el término, y no solo Cairent y las zonas de especial protección», indicaba el portavoz del PP, José Luis Juan Pinter, quien lo considera «un error. La modificación tendría que ser solo en esas zonas».

El alcalde manifestaba que «no se puede aprobar una suspensión de licencias si no se lleva a cabo una revisión de la normativa del PGOU que afecta a eso», y subrayaba que la suspensión es para todo el suelo rústico no urbanizable». Juan Rafael Espí exponía que «hay una propuesta de una empresa para instalar plantas más pequeñas, en tres parcelas de 25.000 metros cuadrados cada una, en tres lugares diferentes», que «si la suspensión fuera solo para las zonas protegidas como plantaba el PP, este proyecto podría instalarse. Con la propuesta aprobada, no». Espí pedía al Partido Popular que «deje de hacer política en un tema que afecta a todos» y señalaba «este gobierno se ha comprometido a que la modificación del plan general se decida entre todos, con la participación ciudadana».

La plataforma SalvemCairent, «contenta» con la suspensión

La Plataforma SalvemCairent, que está llevando a cabo varias acciones para paralizar el proyecto planteado en el Pi de Cairent, mostraba ayer su satisfacción por esta suspensión de licencias, «estamos contentos, es un paso más», manifestaba Jaime, integrante de la plataforma. Jaime destacaba que el colectivo vecinal ha presentado en el consistorio las 1.500 firmas recogidas en el pueblo. Además, sigue abierta la campaña de firmas a través de change.org, que ya tiene unas 600 adhesiones de las mil solicitadas. La plataforma, que el domingo reunió a más de 150 personas en una marcha reivindicativa, destacaba que en Cairent había dos peticiones para dos proyectos, uno para 3 millones de metros cuadrados, y otro de 1 millón de m2. Además, en el pleno conocieron otras peticiones de pequeñas plantas en otros lugares del pueblo. SalvemCairent insistía en que «no estamos contra las energías renovables, sino contra las plantas que arrasan el territorio».

Compartir el artículo

stats