Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Practican tests a los monitores de la Escola d’Estiu de l’Olleria tras detectar un positivo

Los análisis dan negativo pero una PCR había confirmado el contagio de un encargado

El conserje de la Escola es sometido al test de antígenos | AYUNTAMIENTO DE LOLLERIA

El conserje de la Escola es sometido al test de antígenos | AYUNTAMIENTO DE LOLLERIA

El desarrollo de la Escola d’Estiu de l’Olleria, en la que participan en su edición de este año alrededor de 300 niños y niñas de la localidad, se ha visto trastocado por el coronavirus cuando encaraba su última semana. El grupo de monitores que controlan las actividades y el conserje encargado de las instalaciones, un total de veinte personas según la empresa organizadora, se sometieron ayer a tests rápidos de antígenos con el objetivo de descartar contagios de Covid-19 en un municipio que cuenta en estos momentos, según los datos de la Conselleria de Sanitat, con 46 vecinos y vecinas infectados y una tasa de incidencia de 555,5 casos por 100.000 habitantes. La versión oficial es que los análisis se han realizado por precaución; no obstante, según ha podido conocer este periódico de fuentes de primera mano, una de las personas que ha tenido alumnado a su cargo ha dado positivo en una PCR, prueba cuyos resultados se conocen desde el pasado fin de semana.

Así, los análisis practicados ayer se pusieron en marcha cuando esta información ya se había revelado. Los test de antígenos usados fueron adquiridos por el consistorio de l’Olleria; según afirmaba a este diario Ramón Vidal, alcalde de la localidad, la intención del gobierno municipal era haber practicado estas pruebas rápidas «mucho antes», idealmente «a principio de curso», pero les ha sido «imposible» conseguir los test antes. De este modo se practicaron ayer, a las puertas de la que es la última semana de la Escola d’Estiu. «Las farmacias no tenían, nos ha costado encontrar. Hemos tenido que pagar un dineral», sostenía el primer edil de l’Olleria.

«Prueba rutinaria»

Vidal insistía en que se trataba de una prueba rutinaria, «para garantizar la seguridad de l’Escola d’Estiu y de sus asistentes», y que no estaba motivada por la detección de ningún contagio entre los organizadores de las actividades. De hecho, negó tener constancia de algún positivo en Covid-19. El Ayuntamiento de l’Olleria comunicó la realización de los test a través de sus redes sociales en una publicación en la que aducía razones de «responsabilidad, dado el aumento de casos positivos en el municipio, y con la finalidad de ofrecer la máxima seguridad a los niños y niñas participantes». Ayer por la tarde, la empresa organizadora de la Escola d’Estiu trasladó a este diario que la totalidad de los tests de antígenos practicados entre los monitores habían dado negativo.

No obstante, según reconocían fuentes de la misma empresa, algunos de los alumnos y alumnas no acudieron a las actividades celebradas ayer, después de que corriese el rumor de posibles positivos entre los monitores. También se aducía cierta desconfianza por la realización de los antígenos sin motivo aparente, tal y como apuntaron a este diario desde la ciudadanía del’Olleria.

Compartir el artículo

stats