Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Abric de l’Hedra alberga restos líticos de hace más de 40.000 años

La excavación sobre el terreno en el yacimiento de Ontinyent finaliza mañana y los técnicos realizarán pruebas de recuperación de carbones en las herramientas talladas en sílex para confirmar la época

Los participantes en los trabajos de excavación realizan un sondeo en una de las parcelas. | LEVANTE-EMV

El proyecto de excavación arqueológica de la cueva y el Abric de l’Hedra —emplazados en la Sierra de la Solana de Ontinyent— sigue deparando el hallazgo de nuevos vestigios. Así, el equipo que trabaja en la zona ha encontrado indicios de restos líticos de mayor antigüedad que los que se habían descubierto inicialmente.

Los nuevos indicios se sitúan en el Paleolítico medio, segundo de los períodos que define a la etapa inicial de la Edad de Piedra. Es también conocida como la época del «Homo neanderthalensis» —antecedente del «homo sapiens»— que desde Europa se extendió por Oriente próximo y buena parte de Asia central.

Margarita Vadillo es una de las responsables de los trabajos. Ayer atendió a Levante-EMV y explicó que «el Paleolítico medio es un período cronocultural muy amplio, por lo que es difícil datar las piezas con gran exactitud sin hacer todas las pruebas. Todo apunta que son tipos de herramientas de esa época, lo que es seguro es que tienen más de 40.000 años», expuso la arqueóloga.

Concretamente se trata de «raederas» y «lascas levallois», herramientas multifuncionales que se utilizaban para procesar y cortar. «Son útiles acabados en una tecnología que pertenece a ese periodo, en el Superior se tallaba ya de otra  forma», comentó la responsable, que ha planificado el proyecto junto a la experta Cristina Real y el arqueólogo municipal Agustí Ribera.

Nexo con la Cova Negra

A su vez, los investigadores responsables de los trabajos apuntaron que los nuevos descubrimientos tienen un nexo con la Cova Negra de Xàtiva: «Aunque no se encuentra emplazada en la Vall d’Albaida es el yacimiento más cercano que se puede datar en el Paleolítico medio».

Los trabajos en el Abric de l’Hedra finalizan mañana. Los responsables dan por finiquitada esta fase sobre el terreno y apuestan por la datación y el estudio de todos los materiales recopilados: «Las pruebas de recuperación de carbones nos permitirán definir mejor la cronología».

Una amplia comitiva para ver los trabajos sobre el terreno

Los alcaldes de Ontinyent y l'Olleria, Jorge Rodríguez y Ramón Vidal, visitaron el yacimiento y coincidieron en destacar «el gran interés de unos trabajos nos permitirán saber más sobre cómo eran los primeros pobladores de la zona, unos descubrimientos de un valor enorme tanto científico como histórico». La visita también contó con participación de los concejales de Cultura y Museos de Ontinyent, Àlex Borrell y Ferràn Gandia y el cronista oficial de la capital de la Vall d’Albaida, Alfred Bernabeu.

La excavación en la cueva y el Abric de l'Hedra se inició en abril con una primera fase de sondeo financiada por el ayuntamiento, que dio pie a la reanudación de los trabajos de la segunda fase que financia la Universitat de València (UV) También se han encontrado restos del Paleolítico Superior: piezas líticas (piezas de piedra) y restos de fauna como el ur —antepasado del buey—.

Compartir el artículo

stats