Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un socavón corta parte del tráfico en la arteria más usada de Albaida desde agosto

Los problemas se suceden desde hace varios años en la céntrica Avinguda de la Fira y se han agravado desde principios del mes pasado

Imagen del socavón en la vía agravado por desprendimientos por las últimas lluvias. | LEVANTE-EMV

Imagen del socavón en la vía agravado por desprendimientos por las últimas lluvias. | LEVANTE-EMV

Un socavón de grandes dimensiones ha obligado a cortar el tráfico en una de las arterias más concurridas de Albaida desde el pasado mes de agosto. Así lo denunciaron ayer desde el grupo municipal socialista de la localidad. Desde la agrupación pidieron al equipo de gobierno que tomen cartas en el asunto «antes de que ocurra una desgracia de consecuencias imprevisibles».

Desde el PSPV recordaron que el primer incidente se produjo hace dos años a la altura del número 26. «El desnivel del terreno no dificultaba el tráfico, pero suponía un peligro para los transeúntes. El vecindario, preocupado por las consecuencias que podían haber a corto y, sobre todo, a medio y largo plazo, dio parte del problema al alcalde mediante registros de entrada, para que se diera una solución», explicaron.

«Han pasado dos años y no se ha solucionado el problema. De hecho, se ha agravado. Ahora hay un hundimiento del terreno más profundo y peligroso», comentaron desde el entorno socialista.

Exponen que, finalmente, la decisión del Ayuntamiento ha sido destapar el terreno, «abriendo una fosa muy profunda de varios metros de longitud y de anchura, la cual ha permanecido abierta durante todo el mes de agosto sin hacer nada». Además, denuncian que se ha cortado la circulación de vehículos en un sentido en la Avinguda de la Fira, «ocasionando perjuicios para los establecimientos y las tiendas que se encuentran en el lado afectado». A su vez, también lamentaron que la fosa abierta ha recibido el caudal de agua de las últimas lluvias: «Se han producido desprendimientos y la acera ha cedido este fin de semana, rompiendo la canalización del agua potable e inundando una cochera y una sala de máquinas de una finca». «El vecindario, además de los daños y perjuicios ocasionados que ya ha recibido, está muy preocupado, porque la acera puede continuar cediendo y tienen miedo que también se vea afectada la canalización del gas, lo cual podría ocasionar un desastre de consecuencias imprevisibles», argumentaron ayer desde la oposición socialista en Albaida.

Compartir el artículo

stats