Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

L’Olleria reabre su piscina cubierta después de tres meses

El alcalde critica el «periplo» para volver a adjudicar el servicio por los «eternos» plazos de la administración

El Ayuntamiento de l’Olleria ha formalizado el contrato que permite reabrir la piscina cubierta municipal tras tres meses cerrada al público. La adjudicación de las instalaciones a la empresa Novus Centro Empleo, SL por un canon anual 44.917 euros pone fin a un proceso que se ha dilatado en el tiempo y que el alcalde, Ramón Vidal, no duda en calificar de «periplo» por la lentitud de la administración pública y los «eternos» plazos y trámites requeridos. Aunque en el último año la gestión de la piscina había sido asumida de forma directa por el consistorio y la entrada era gratuita, el nuevo pliego persigue dinamizar, mejorar y ampliar el servicio, que abrirá de lunes a sábado en un horario «flexible y adaptado a las necesidades de los usuarios», según Vidal, con un incremento de 5 horas adicionales a la semana.

Aprovechando el periodo de cierre, el consistorio ha ejecutado una serie de trabajos de adecuación necesarios para revitalizar la piscina y garantizar su correcto mantenimiento. La adjudicación también comporta un mayor abanico de actividades ofrecidas en las instalaciones. El ayuntamiento se ha comprometido a asumir un máximo de 70.590 euros anuales de los gastos generados entre los diferente suministros eléctricos, de agua y gas del complejo. El valor del contrato se estima en 1 millón de euros durante un periodo de ejecución de 2 años.

Compartir el artículo

stats