Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los escolares vuelven a la Bastida de les Alcusses 19 meses después

El poblado íbero de Moixent retoma las visitas que se suspendieron en marzo de 2020

Un grupo de escolares en la visita a la Bastida de les Alcusses la semana pasada. | MUSEU DE PREHISTÒRIA DE VALÈNCIA

Los escolares regresan al poblado íbero de Moixent. La Bastida de les Alcusses vuelve a abrir sus puertas a las excursiones para colegios e institutos, unas visitas que se han recuperado desde la semana pasada con un grupo de alumnos de un colegio de Alberic. Estas visitas permiten a los estudiantes conocer el yacimiento (los restos arqueológicos), y la casa íbera donde se muestra cómo era la vida de sus pobladores. Se llevan a cabo de miércoles a viernes, entre las 10:30 y las 13:30 o las 14 horas, y los escolares pueden completar la visita y recorrer todo el poblado durante la mañana.

Lupe Sanz, una de las guías del Ayuntamiento de Moixent, y que es una de las encargadas de mostrar a los escolares y al público en general, el poblado y su historia, explicaba ayer que desde el decreto del estado de alarma, en marzo de 2020, «no se habían celebrado visitas guiadas de alumnos de los colegios al poblado», por las restricciones de la pandemia. El pasado curso, pese a que las clases ya fueron presenciales, la Bastida de les Alcusses siguió cerrada a este tipo de visitas, aunque el público general sí pudo peregrinar al poblado. Este curso, los colegios han mostrado interés por ir a la Bastida y se han vuelto a recuperar estas actividades.

Las excursiones escolares se llevan a cabo en grupos de un máximo de 50 personas, según explicaba ayer Lupe Sanz, quien indicaba que «una vez llegan, los dividimos en dos grupos de unas 25 personas, de manera que mientras uno de los grupos recorre el yacimiento, el otro visita la casa íbera». La guía municipal remarcaba que a partir de primavera las visitas incluyen unos talleres a cargo de personal del Museu de Prehistòria de València, entidad que desarrolla los proyectos de investigación sobre el poblado y se encarga de la difusión y de organizar actividades didácticas en la Bastida de les Alcusses.

Estos talleres, que comienzan en abril, permiten a los estudiantes conocer técnicas artesanales de los pobladores íberos, y, utilizando estas técnicas, los alumnos realizan actividades de joyería, epigrafía, cerámica o textil para experimentar como trabajaban los habitantes del poblado en el siglo IV aC.

A partir de 5º de Primaria

Sanz exponía que estas visitas escolares están recomendadas para «alumnos a partir de 5º de Primaria, porque hay que tener en cuenta qué es el poblado, son piedras, y tienen que comprender lo que ven. Los colegios ya preparan la visita y abordan el tema en clase». «Para alumnos de infantil o de primer ciclo de primaria resultan más complicadas, al no tener tanta capacidad para entender lo que ven», incidía la guía municipal.

Compartir el artículo

stats