Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los juzgados de Xàtiva y Ontinyent duplican las causas pendientes por violencia machista

El atasco judicial deja 129 procesos penales a la espera de resolución frente a los 57 que había en 2019 pese a la bajada de las denuncias

Concentración a las puertas de la Casa de les Dones de Xàtiva, el 25 de noviembre de 2020. | PERALES IBORRA

Lo denuncia el personal y lo demuestran los datos oficiales. La pandemia de la covid ha agudizado notablemente el atasco de causas pendientes de resolver vinculadas a una problemática tan sensible como la violencia machista en los juzgados de Xàtiva y Ontinyent. Según las últimas estadísticas publicadas por el Poder Judicial, en el inicio del tercer trimestre de este año se contabilizaban 124 asuntos penales relacionados con esta lacra a la espera de un desenlace en ambas sedes judiciales, una cifra que se ha multiplicado por dos desde el inicio de la crisis sanitaria. En 2019 por las mismas fechas apenas había 59 causas pendientes de resolver.

El colapso es especialmente sangrante en la capital de la Vall d’Albaida, donde el número de casos a la espera de la tramitación correspondiente se ha incrementado de los 28 que se notificaban hace dos años a los 86 de julio de 2021. En la capital de la Costera, el dato ha subido de 31 causas pendientes a 66 en el mismo lapso temporal.

Idéntico aumento se constata en el balance de los procedimientos abreviados incoados a raíz de denuncias de violencia sobre la mujer. Al acabar el segundo trimestre de este año se contabilizaban 30 juicios pendientes de resolución asociados a penas inferiores a 9 años, 18 en los juzgados de Xàtiva y 12 en los de Ontinyent, cuando en 2019 se contabilizaban menos de la mitad, 11 sumando ambas sedes. De hecho, en Xàtiva se resolvieron entre abril y junio tantos procedimientos abreviados como había pendientes, 18, mientras que en Ontinyent solo se concluyó un proceso penal frente a los 12 que estaban a la espera de desenlace.

Fuentes del sector judicial consultadas por este diario apuntan a un problema estructural de falta de medios y personal que se ha agravado como consecuencia de la ralentización burocrática provocada por la pandemia. Desde los sindicatos también hacen hincapié en que existen procedimientos que se demoran excesivamente en el tiempo con el consiguiente perjuicio generado a las víctimas de la violencia de género. Por ello, piden más refuerzos para solucionar el tapón de causas existente.

Las diligencias se triplican

La estadística del Poder Judicial ofrece más evidencias al respecto: en los juzgados de Ontinyent, el número de asuntos en fase de diligencias previas pendientes de resolver relacionados con agresiones de distinta índole se multiplica por tres si se compara el último dato oficial disponible (72 casos en julio) respecto al mismo mes de 2019 (21 casos), antes de la emergencia sanitaria. En la capital de la Vall, así, había un 70 % más de diligencias a la espera de realizarse que ya realizadas.

El aumento de los casos pendientes en los juzgados no va asociado a un repunte de los nuevos procedimientos abiertos por violencia machista. De hecho, en el segundo trimestre de 2021 ingresaron en los juzgados de Xàtiva y Ontinyent 8 asuntos penales menos que en el mismo periodo de 2019. Respecto a 2020, el año de la pandemia, se registraron en cambio 34 asuntos penales más.

También el número de delitos de violencia sobre la mujer registrados en ambas sedes judiciales ha bajado este año si se compara con el ejercicio inmediatamente previo a la pandemia: en 2019 se contabilizaron 120, en 2020 un total de 87 y en 2021 sumaron 106, 57 en Ontinyent y 49 en Xàtiva. La inmensa mayoría se refieren a denuncias de lesiones y malos tratos, salvo 11 delitos ligados a quebrantamientos de penas y órdenes de protección por parte del agresor.

Veintiocho órdenes de alejamiento y 40 hombres enjuiciados

Los juzgados de Xàtiva y Ontinyent han dictado un total de 28 órdenes de alejamiento de agresores respecto a sus víctimas dentro del ámbito de la violencia contra la mujer en los dos primeros trimestres de 2021. De ellas, 22 implican también una orden de protección. La cifra global se ha incrementado un 22 % respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se dictaron 18 órdenes de alojamiento. En 2019, antes de la pandemia, los juzgados dictaminaron 31, tres más. Por otra parte, 40 hombres han sido enjuiciados en el primer semestre del año por violencia de género.

Compartir el artículo

stats