Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía

Caixa Ontinyent acumula 2 millones de inversión en el Campus universitario

El presidente de la entidad financiera, José Pla, repasa durante la segunda jornada de la Universidad de Otoño el impacto de la Obra Social de la compañía en la comarca de la Vall d’Albaida

El presidente de Caixa Ontinyent, José Pla, durante su discurso. | A. O.

Caixa Ontinyent acumula una inversión cercana a las 2 millones de euros en el Campus de Ontinyent de la Universitat de València. Así lo desvelaba el presidente de la entidad, José Pla, durante la segunda jornada de la undécima edición de la Universidad de Otoño (UTO), que contaba con la presencia de los concejales Óscar Borrell y Álex Borrell, representantes del empresariado y público en general.

Esta inversión es la contribución a la formación que desde su obra social se está desarrollando para, en palabras de Pla, «revertir los beneficios económicos que obtienen en la sociedad». En concreto, entre 1999 y 2021 se ha invertido un total de 1.765.366,00 euros; una cifra que ha sido clave para el impulso del Campus y que en algunos años como en 2018 ha alcanzado los 164.000 euros o los 116.000 en 2020. El propio Pla ponía en valor, a su vez, «el trabajo del ayuntamiento que junto con Caixa Ontinyent y la Universitat de València están realizando para impulsar el Campus» y que ha permitido disponer de cuatro grados y del programa UniSocietat. Asimismo, el programa Obra Social, tal y como apuntaba Pla, es mucho más amplio y también colabora con colectivos festeros, vecinales, culturales o deportivos permitiendo la dinamización de la sociedad civil, así como con publicaciones para investigación y divulgación de temas autóctonos.

Modelo de banca minorista

La colaboración en estas acciones son el resultado de la aplicación del modelo de banca minorista, que tiene como principio fundamental contribuir al crecimiento económico y social de la zona y devolver a la sociedad los beneficios económicos que obtienen, pues el propietario de esta es la propia sociedad. En este sentido, las cajas de ahorros, a excepción de Caixa Ontinyent, ya no existen en el territorio nacional.

En palabras de Pla, la estrategia para seguir en funcionamiento tras 137 años es «la prudencia en la inversión para mantener su solvencia y en la proximidad del territorio». En este último caso, la proximidad era considerada por Pla como esencial porque significa «arraigo a la zona» lo que propicia un trato más personalizado con los clientes, conocerlos a todos y una mayor implicación por parte de todo el personal laboral.

El catedrático, a su vez, insistía en la importancia de que Caixa Ontinyent «siga generando beneficios económicos», pues son los que permiten la inversión tanto en el Campus de Ontinyent como en el resto de colectivos sociales y que directa e indirectamente generan beneficios en los territorios. Además, seguir generando beneficios es importante para hacer frente a la tendencia actual de la gran banca, quienes ante la incertidumbre total propiciada por la covid-19 están promoviendo una mayor concentración del mercado en operaciones de fusión bancaria, desatención presencial, encarecimiento de operaciones y servicios y exclusión financiera.

Compartir el artículo

stats