Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura obliga a Aielo a ampliar la zona protegida en el casco antiguo

El perímetro BIC se incrementará a la plaza de la Font y la antigua muralla y el catálogo de bienes incluye el antiguo hospital y las viejas escuelas

El Palau-Castell declarado BIC donde tiene su sede el Ayuntamiento de Aielo de Malferit. | PERALES IBORRA

La Conselleria de Educación y Cultura ha obligado al Ayuntamiento de Aielo de Malferit a incrementar notablemente el catálogo de espacios y bienes patrimoniales y protegidos del municipio después de que la propuesta de listado remitida por el consistorio en el marco de la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no fuera aceptada por la dirección general de Patrimonio.

El citado catálogo se aprobó en el último pleno municipal de manera provisional, con los votos a favor de los seis concejales del PSPV y los cinco en contra de los regidores del PP. Si bien hasta el momento solo se consideraba Bien de Interés Cultural (BIC) el Palau-Castell dels marquesos de Malferit del siglo XV -sede del ayuntamiento- y la plaza en la que se enclava, uno de los requisitos de Cultura para dar luz verde al catálogo ha sido que el perímetro aglutinado bajo el paraguas de esta figura de protección del patrimonio histórico se amplíe hasta abarcar la plaza de la Font -a escasos metros de distancia de la plaza del Palau- la calle Mayor y la antigua muralla del municipio, cuyo trazado original puede intuirse por la existencia de diferentes puertas de acceso en el núcleo urbano.

Por otra parte, además de las «casas del retor» y las «casas baratas», también se incorporan al catálogo de bienes de especial protección otros edificios municipales de relevancia arquitectónica y cultural como el antiguo hospital de la Beneficiencia y las llamadas escuelas viejas o de la República, a tiempo que aumenta el perímetro protegido y sometido a regulación especial en el casco antiguo, hasta las calles de Ponent y Sant Vicent y bajando por la calle de Orient.

El ayuntamiento aprobó el PGOU de Aielo de Malferit en diciembre de 2019. La Comisión Territorial de Urbanismo dio el visto bueno al instrumento, pero dejó aparcado y pendiente de ratificación el catálogo de bienes patrimoniales y espacios protegidos, ante las pegas que había puesto la conselleria con competencias en materia de Patrimonio basándose en la legislación vigente. Según recalcó en el pleno el alcalde de Aielo, Juan Rafael Espí, la corporación municipal ha tenido que amoldarse a las directrices de la conselleria, tras la visita que los técnicos del departamento autonómico hicieron a la población para orientar a su vez a los técnicos del consistorio en los puntos a tener en cuenta para superar el trámite. Así, las diferentes enmiendas y alegaciones planteadas por Cultura han tenido que ser aceptadas y plasmadas por Aielo en el documento final, a la espera de ser validado definitivamente por la Generalitat. El PP votó en contra de su aprobación provisional al considerar que primero se debería haber expuesto al público. El alcalde respondió que en su día ya se sometió a exposición pública.

La localidad inicia los preparativos de la capitalidad cultural 2022

Aielo de Malferit ha iniciado el camino para convertirse en Capital Cultural 2022. El alcalde, Juanra Espí, ha mantenido esta semana un primer contacto con la secretaria autonómica Raquel Tamarit y con el diputado de Cultura, Xavier Rius. El Consell de Participación Ciudadana ya se ha reunido para abordar el calendario y las actividades, el voluntariado cultural y otros aspectos asociativos.

Compartir el artículo

stats