Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa de Llutxent invertirá 21 millones en una planta de biogás

Abonos Montagut proyecta un complejo en Almansa capaz de producir el 10 % del gas que necesitan los hogares de la provincia de Albacete

Una empresa de Llutxent invertirá 21 millones en una planta de biogás

La empresa de Llutxent Abonos Orgánicos Montagut proyecta desplegar una inversión global de más de 21 millones de euros para implantar en Almansa una innovadora instalación dedicada a la producción de biofertilizantes y gas renovable a partir del tratamiento de 321.000 toneladas de residuos orgánicos. La firma forma parte del mismo conglomerado que también está en proceso de ampliar sus instalaciones de Llutxent, donde prevé tratar cerca de 90.000 toneladas de residuos, entre ellas 40.000 procedentes de productos desechados de supermecados a los que dará una nueva vida, tal como informo Levante-EMV el pasado martes.

Los promotores presentarán este lunes ante la Dirección General de Economía Circular un proyecto que aspira a ser declarado como prioritario por parte de la Junta de Castilla-La Mancha. El complejo diseñado en Almansa englobará una serie de procesos tecnológicos, como la digestión anaeróbica, el compostaje y la producción de hasta 90.000 toneladas de fertilizantes orgánicos de alto valor añadido, con la consiguiente retirada de la atmósfera de una cantidad equivalente a varios miles de toneladas de CO2 gracias a la captura de metano de los residuos y a la no utilización de fertilizantes químicos, según expone el director general de la empresa de Llutxent, Gabriel Montagut.

Los cálculos de la propuesta empresarial, que apuesta por la economía circular, apuntan a que la futura planta será capaz de producir 1.500 Nm3/h de biogás, una cantidad equivalente al 10 % del consumo doméstico de gas en la provincia de Albacete. En torno a las instalaciones, además, gravitarán diversas iniciativas agrarias asociados. Desde Abonos Orgánicos Montagut sostienen que la nueva planta contribuirá a la consecución de los objetivos de valorización perseguidos por la UE, al conseguir una reducción del 95% de la cantidad de residuos destinada a eliminación, permitiendo la producción de gas renovable, fertilizantes orgánicos de alto rendimiento, tanto líquidos como sólidos, y agua que podría ser destinada para riego.

Treinta millones en inversiones

Entre la tipología de residuos orgánicos que será capaz de tratar esta instalación, destacan varios tipos de deshechos y subproductos de la industria agroalimentaria, la ganadería, agricultura y el tratamiento de aguas residuales.

Por otra parte, Reciclajes y Tratamientos del Mediterráneo, del mismo Grupo Montagut, afronta la última fase para la obtención de la Autorización Ambiental Integrada por parte de la Generalitat con el objetivo de ampliar una planta similar de producción de biofertilizantes, biogás y compostaje en Llutxent, que tendrá una capacidad para tratar 86.500 toneladas anuales de residuos orgánicos.

La inversión en este proyecto, que de momento ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental y continúa su tramitación a la espera de reunir todos los permisos, ronda los 7 millones de euros. En total, Montagut planea destinar cerca de 30 millones de euros entre las instalaciones de la Vall d’Albaida y Almansa.

Compartir el artículo

stats