Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desatascada tras 10 años en Xàtiva la reparación del depósito que evitará filtraciones

El consistorio necesitaba la autorización de los dueños para sustituir varias conducciones de fibrocemento del casco antiguo de la ciudad

Imagen de archivo de un operario en unas obras en la red de alcantarillado de Xàtiva.

Diez años después de que los trabajos tuvieran que suspenderse por la negativa del antiguo propietario a permitir que se ejecutaran obras en su patio, el Ayuntamiento de Xàtiva ha conseguido al fin la autorización necesaria para acceder al inmueble por el que discurren cuatro de las conducciones de fibrocemento que se pretenden sustituir en el marco del proyecto de reparación del depósito de Sant Josep. No se trata de una actuación menor: forma parte de las acciones para paliar los graves episodios de filtraciones que sufren los inmuebles cercanos a la instalación, en la parte alta del casco antiguo.

El consistorio adjudicó en noviembre las obras por 106.153 euros, pero en parte quedaron condicionadas a la espera una orden solicitada al juzgado para poder entrar en la vivienda de propiedad privada. Después de muchos tiras y afloja y no pocas dificultades, sin embargo, la corporación municipal ha conseguido llegar a un acuerdo con los actuales propietarios, que han accedido a dejar a entrar a la maquinaria en el patio del inmueble, que no está habitado.

De esta forma se han puesto en marcha ya unos trabajos que comportan una afección importante en la casa, bajo cuyo subsuelo han de reemplazarse las cuatro conducciones de fibrocemento y ejecutarse una galería de servicios de hormigón armado que alojará las cuatro nuevas conducciones de fundición a instalar, con una longitud aproximada de 27 metros. La intervención ya se contempló en 2012 pero tuvo que posponerse por los problemas con la propiedad.

Cierre de Sant Pasqual

El proyecto de reparación del depósito de Sant Josep contemplaba otra fase previa para eliminar las filtraciones persistentes mediante la total sustitución de las tuberías de fibrocemento ubicadas entre la cámara de válvulas y la entrada a la galería de acceso de las conducciones de impulsión y distribución al depósito de regulación. El consistorio tiene en marcha otras actuaciones relacionadas con la renovación de las redes de agua a lo largo de la ciudad, como la que ha abierto en canal la calle Sant Pasqual, que permanecerá cerrada al tráfico durante al menos un mes. La subida a Bixquert se ha abierto a la circulación, pero se ha cortado la parte baja de la carretera. La corporación también está ejecutando obras en el entorno de la Fuente de los 25 chorros, en Porta de Cocentaina y la calle Hostals.

Por otra parte, la Plataforma del núcleo antiguo de Xàtiva ha difundido un mapa interactivo que identifica distintas fugas, reventones y filtraciones denunciadas en para censurar una situación que a juicio de la asociación es «caótica». La entidad considera insuficientes las actuaciones desplegadas.

Compartir el artículo

stats