Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ontinyent registra nuevos derrumbes y desprendimientos en el marzo más lluvioso en un siglo

La fachada de una casa se cayó en el carrer de l'Església el viernes y en el carrer de Baix se han retirado coches por los cascotes de una cornisa

Las lluvias elevan el nivel del río Clariano a su paso por Ontinyent

Ontinyent ha registrado un goteo de nuevas incidencias provocadas por el intenso temporal de lluvia y viento que ha dejado ya un récord pluviométrico en la localidad. Nunca antes había llovido tanto en un mes de marzo en más de un siglo de observaciones en Ontinyent, según la Agencia Estatal de Metereología (Aemet). En los últimos días se han registrado un acumulado de más de 300 litros por metro cuadrado en el municipio.

No es de extrañar que la borrasca Celia haya ocasionado seis nuevas intervenciones de la Policía Local durante el fin de semana. El viernes por la noche una patrulla se movilió por la caída de cascotes de la cornisa de dos viviendas de la calle de Baix, si bien los agentes pudieron comprobar que se trataba de elementos de escasa entidad que no suponían un peligro para los peatones.

El sábado por la tarde, sin embargo, tuvo que delimitarse una zona de peligro con conos y cinta policial en el carrer de l'Església tras derrumbarse la fachada de una casa, del que informó un vecino. La Policía Local cortó el tráfico de la calle y dio parte del aviso para que la oficina técnica de Urbanismo revise el estado de la vivienda y los riesgos que puede entrañar a fin de que se subsanen los problemas.

El domingo por la tarde volvió a movilizarse otra patrulla por una nueva una caída de cascostes de una cornisa en uno de los inmuebles de la calle de Baix donde ya se había actuado el viernes. Los agentes avisaron a los propietarios de dos vehículos estacionados en la vía para que los retirasen por precaución y se procedió a acordonar la zona con vallas. Una hora más tarde, la Policía Local recibió la llamada de un vecino que informaba de que parte de la acera del camí Vell de l'Estació de Ontinyent se había derrumbado en el mismo punto donde ya cayó un muro. En el enclave se revisó el vallado y la señalización existente. El departamento de Obras informó de que repararía los desperfectos en breve.

Por último, las lluvias también obligaron a anular el habitual mercado de los domingos en Ontinyent.

C

Compartir el artículo

stats