Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pau Martí acaba 36.º en el Campeonato del Mundo de Wollongong, en Australia

El ciclista de Moixent logra la mejor posición entre los españoles en la prueba en línea júnior

Pau Martí, al centro, en el Campeonato del Mundo en Wollongong. Foto SprintCycling

El ciclista de Moixent Pau Martí terminó en el puesto 36 en el Campeonato del Mundo de Ciclismo celebrado del 18 al 25 de septiembre en Wollongong (Australia). El corredor moixentí, que compitió con la Selección Española de Ciclismo, acabó en el puesto 36 de la prueba en línea júnior, logrando con ello la mejor clasificación entre los ciclistas españoles participantes. Yago Aguirre quedó en el puesto 46 y Pablo Lospitao no pudo finalizar la carrera.

Martí finalizó a 11 minutos y 50 segundos del ganador, el ciclista alemán Emil Herzog, que se impuso en la prueba en línea de la categoría júnior tras batir al sprint a un gran Antonio Morgado, corredor portugués que quedó subcampeón. Pau Martí, que durante la primera mitad de carrera rodó con bastante solvencia en los puestos cabeceros del pelotón, terminó finalmente en el puesto 36, en el mismo grupo que Yago Aguirre, que sufrió algo más, pero terminó enlazando desde atrás para acabar cruzando la meta en la posición 46.

La Selección Española de Ciclismo no logró los buenos resultados que se esperaban en los campeonatos mundiales en Australia, y el mejor puesto de los ciclistas españoles convocados fue la 11.ª plaza conseguida por Iván García Cortina en la prueba en línea élite masculina, que se llevó Remco Evenepoel, quien conquistó el título tras una gran exhibición. De nada sirvieron las dos semanas de preparación del combinado nacional en tierras australianas, ya que los resultados en general fueron bastante exiguos. Respecto a Pau Martí, consiguió el mejor resultado entres los españoles de su categoría, pero se esperaba que no perdiese tanto tiempo, ya que en todas las carreras en las que se ha enfrentado esta temporada al portugués Antonio Morgado -que se ha proclamado subcampeón del mundo y con el mismo tiempo que el vencedor-, el corredor de Moixent siempre ha estado disputándole la victoria, como ocurrió en la Vuelta a Besaya. Pero en el Campeonato del Mundo celebrado en la ciudad australiana de Wollongong, el moixentí y los otros corredores tuvieron que hacer frente a una jornada, la de la prueba en línea júnior, protagonizada por un tiempo gris y desapacicle, con lluvia constante, en un circuito con un recorrido por el interior de la ciudad, que la convirtió en una prueba durísima.

Compartir el artículo

stats