Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los feligreses pagan la restauración de la fachada de la iglesia de Otos

Han pedido un préstamo sin intereses al arzobispado y también se harán mejoras en el campanario

29

Rehabilitan la fachada y el campanario de la iglesia de Otos gracias a las aportaciones de los feligreses Fotos: Perales Iborra

El pasado miércoles 28 de septiembre comenzaron las obras de restauración de la fachada y el campanario de la iglesia de Otos. Planteado en 2017, el proyecto ha tenido que esperar al beneplácito del Ayuntamiento y de la dirección general de Patrimonio para ser una realidad al tratarse de un Bien de Relevancia Local (BRL). A su vez, desde parroquia de la Inmaculada Concepción solicitó una ayuda en la línea de subvención para la rehabilitación de la fachada y campanario de la iglesia a la conselleria de Educación, Cultura y Deporte.

Desde el departamento autonómico confirmaron ayer a Levante-EM que solicitud «se ha tenido que desestimar por insuficiencia presupuestaria, ya que la documentación no ha obtenido la puntuación suficiente, siguiendo los criterios establecidos en bases y convocatoria, para llegar a ser adjudicataria». 

Ante esta tesitura, la parroquia solicitó un préstamo sin intereses de 18.000 euros al arzobispado para poder realizar los trabajos. El proyecto cuenta con un presupuesto global de 35.000 euros, que se completó gracias a fondos propios y una aportación municipal.

Mariola Nàcher es miembro del Consell parroquial y ha participado en todo el proceso. Ayer explicó que han adquirido el compromiso de devolver de forma mensual:«Lo sufragaremos con nuestras recaudaciones o con iniciativas solidarias. Si al final de año podemos adelantar más recursos de lo previsto, lo haremos». 

«Hemos pedido por dos ocasiones la ayuda a Cultura y por dos veces se ha desestimado. En un principio pensamos en pintar la fachada, pero vimos que los daños eran peores de los previstos y ampliamos las actuaciones también al campanario», expuso Nàcher. El proyecto ha sido redactado por la firma Tecum Arquitectura y se ha optado finalmente por picar y eliminar el revestimiento deteriorado que cubre la pared. Posteriormente se aplicará un nuevo mortero y, sobre él, una imprimación y dos capas de pintura al silicato transpirable, de color y acabado mate.

También está previsto extraer la piedra original de la fachada en la zona del zócalo inferior, un espacio que está más expuesto a la suciedad y que permitirá expulsar la humedad de la pared. Además, al lateral izquierdo de la fachada se instalará un retablo cerámico antiguo dedicado en la Purísima que ha sido regalado por Josep Escrivà, rector de Otos en la década del año 1970. 

Estructura interior

Desde el Consell Parroquial también alertaron ayer que el templo de Otos también necesita una intervención en su estructura interior: «Se tendrá que arreglar, pero para nosotros y los fondos de los que proponemos son palabras mayores, no podemos llegar ni a pensar en esas cifras». 

El templo parroquial se construyó entre los años 1724 y 1748. La actuación más reciente tuvo lugar en el año 1999 antes de la ordenación sacerdotal en Otos de Juan Antonio Cabanes. 

«Todo es más difícil, cada vez viene menos gente»

La financiación es el principal escollo que se presenta a la hora de completar la rehabilitación de la iglesia de Otos. Sin embargo, no es el único obstáculo. Mariola Nàcher, portavoz del Consell Parroquial, confirmó que la poca renovación entre los feligreses también es un escollo: «Cada vez hay menos gente joven entre la feligresía y esto es un problema real. Es algo que no podemos obviar».

Compartir el artículo

stats