Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llutxent, la Pobla del Duc y Quatretonda se unen para reforzar los servicios sociales

Crean la Mancomunitat Porta de la Vall para coordinar las acciones y reciben financiación de la Diputació, que aportará cada año unos 300.000 euros, hasta finales de 2024. Con estos fondos contratarán un psicólogo, administrativo, asesor jurídico y educador social

Una cuidadora atendiendo a una persona dependiente, en una imagen de archivo. MARIA TORRES

Juntarse para aunar servicios y optimizar recursos. Los ayuntamientos de Llutxent, la Pobla del Duc y Quatretonda han unido sus recursos sociales para prestar conjuntamente atención primaria básica a sus vecinos. Para ello, han creado la Mancomunitat de Serveis Socials Porta de la Vall y tras cumplir los trámites de constitución de esta nueva entidad, ahora acaban de recibir una subvención directa de la Diputació de València para financiar estos servicios. Con el ente provincial han firmado un contrato-programa que unirá a ambas entidades, en principio hasta finales de 2024 -cuando expira el contrato, que podrá ampliar su vigencia-, y la Diputació aporta unos 300.000 euros cada año. Este 2022 se abonan 296.148, importe que se repetirá en 2023 y en 2024.

Con estos fondos, la nueva mancomunidad de servicios sociales contratará nuevo personal, que se sumará a los profesionales que ya disponía cada uno de los tres consistorios, que estaba adscrito al área de servicios sociales de cada ayuntamiento y que ahora pasa a formar parte del equipo social de la mancomunidad. La presidenta de esta Mancomunitat de Porta de la Vall es la alcaldesa de Llutxent, Xaro Boscà, que destaca la importancia de está unión de tres municipios, que por separado no superan los 5.000 habitantes ninguno de ellos pero que juntos rozan los 7.000, y que aprovecharan sus “características similares y la proximidad geográfica para incrementar la prestación de servicios sociales y optimizar el personal”, remarca Boscà. La presidenta explica que con los fondos de la Diputació se contratará a un psicólogo, un administrativo, un asesor jurídico y un educador social, que se unirán al personal de servicios sociales de cada ayuntamiento, que ahora actuará bajo el amparo de la mancomunidad Porta de la Vall.

El equipo de servicios sociales de la nueva entidad que agrupa a las tres localidades de la Vall d’Albaida prestará servicios de atención primaria de carácter básico, como servicio de acogida y atención ante situaciones de necesidad social, servicio de promoción de la autonómica personal, servicio de inclusión social, de prevención e intervención con las familias, servicio de acción comunitaria, de asesoría técnica específica y unidades de igualdad. Así, el personal de este equipo de servicios sociales prestará asistencia a domicilio a personas dependientes para ayudarles en sus tareas diarias, en la asistencia a consultas médicas, compra de medicamentos o ayuda para mejorar la autonomía de estas personas dependientes, entre otras tareas.

Xaro Boscà afirma que “los tres ayuntamientos ya disponemos de personal de atención social y ahora se incrementará este personal con más profesionales, que se adscribirán ahora a la mancomunidad y reforzarán los servicios”. La presidenta de la Mancomunitat de Serveis Socials Porta de la Vall remarca que “se trata de poner en común todo lo que tenemos, cada municipio aporta en función de lo que dispone y con la nueva entidad se reforzará donde más haga falta”. “Es una clara apuesta por los servicios sociales y la atención a nuestro vecinos, mejorando y ofreciendo más servicios, y optimizando el personal del que disponemos”. Boscà manifiesta que “estamos muy contentos. El año pasado tuvimos que dar muchos pasos, cumplimentar muchos trámites y burocracia para constituir la mancomunidad, y ahora hemos conseguido ponerlo en marcha con la financiación de la Diputació”. La alcaldesa de Llutxent afirma que “siempre nos hemos tenido en cuenta los tres municipios, nos hemos coordinado en lo que necesitábamos y ahora mejoraremos y colaboraremos más aún para optimizar recursos”, concluye.

En la Vall d’Albaida, otros cinco municipios: Aielo de Malferit, Montaverner, Alfarrasí, Benissuera y Sempere, también se han agrupado para garantizar la ayuda a domicilio entre sus vecinos. 

Compartir el artículo

stats