Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los campaneros de Albaida acarician el reconocimiento de la Unesco

Una delegación de la localidad de 13 personas viaja a Rabat para asistir a la reunión del Comité Intergubernamental. Tendrán un minuto para defender la candidatura

Campaneros de Albaida ejecutando el toque manual, en una imagen de archivo. PERALES IBORRA

El Toc Manual de Campanes de Albaida encara la semana decisiva para su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta semana se celebra en Rabat (Marruecos) la Reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Organización de las Naciones Unidas y la candidatura defendida por los campaneros de la localidad de la Vall tiene serias posibilidades de conseguir la ansiada declaración. Este lunes ha partido hacia la capital marroquí la delegación albaidense, formada por 13 personas (la delegación española asciende a unas 30 personas), entre campaneros y representantes de la localidad como el recientemente nombrado alcalde, Alejandro Quilis, que viajan con mucha ilusión y el convencimiento de conseguir el título. Un convencimiento avalado por los informes previos de la Unesco, que ha ensalzado la calidad de la propuesta y el vídeo que acompaña la candidatura del Toc Manual de Campanes. Este informe, emitido el pasado 31 de octubre, respaldaba 9 propuestas, entre ellas la de Albaida, de la que no ponía ningún "pero" al expediente, sino que les felicitaba explicitamente por toda la documentación presentada. El Toc Manual de Camanes ya había pasado antes otro filtro, cuando de las 45 candidaturas que optan a la declaración, la Unesco retiró una quincena y permitió el avance de las restantes, entre ellas la de la tradición campanera, que pervive de manera ininterrumpida en Albaida desde hace ocho siglos, y que busca el reconocimiento internacional.

Antoni Berenguer, portavoz de los Campaners d'Albaida, explicaba antes de viajar hacia Rabat -salían del aeropuerto de València sobre las seis de la tarde de este lunes- que los campaneros, como comunidad portadora de la propuesta, contará con un solo minuto para defender su propuesta. La delegación española ministerial dispondrá de otro minuto. Berenguer señala que en el minuto con el que contarán para explicar los motivos por los que el toque manual de campanas merece el reconocimiento como patrimonio inmaterial incidirán en "la transmisión de esta tradición de generación en generación, algo que es muy valorado; la igualdad, tocan tanto hombres como mujeres; así como que el toque manual es un lenguaje universal, que une a pueblos y ciudades y que es un signo de identidad del territorio".

Pocos argumentos más podrán exponer, ante la escasez de tiempo que se les concede, pero los Campaners d'Albaida confían en conseguir la declaración. Las votaciones tendrán lugar el miércoles por la tarde y el jueves por la mañana, aunque se espera que la de las campanas se delibere en la jornada del miércoles. "Hemos pasado todos los filtros previos, primero el de las 45 candidaturas y después la Unesco solicitó más información a 9 candidaturas, entre ellas la del toque manual de campanas, felicitándonos explícitamente y destacando el vídeo que presentamos", remarca Berenguer. Los campaneros confían en que los 24 países representados en el Comité Intergubernamental apruebe la propuesta y esperan que sea por unanimidad. Las entidades impulsoras de la candidatura, los Campaners d'Albaida, el Museu Internacional del Toc Manual de Campanes (MitMac) y la entidad Hispania Nostra, celebraron el pasado 14 de noviembre un acto en Madrid para dar a conocer y promocionar la candidatura del Toc Manual de Campanes entre los embajadores de los países que forman parte del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, un acto que estuvo presidido por el embajador de España ante la Unesco, José M. Rodríguez Uribes, y por el director general de Patrimonio Cultural y Bellas Artes, Isaac Sastre de Diego. El acto en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid que ya dejó buenas sensaciones entre las entidades defensoras de la propuesta. Ahora falta el último paso para conseguir la declaración de patrimonio inmaterial. 

Compartir el artículo

stats