La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, reunió este jueves a las asociaciones feministas de la provincia de Valencia para detallarles el plan de agrupación de partidos judiciales, cuyo objetivo es que los casos de violencia de género se traten en juzgados exclusivos.

Entre los colectivos presentes en la cita, sin embargo, no estaba la principal asociación en defensa de los derechos de las mujeres en la Costera, Xateba, que se ha mostrado muy crítica con el agravio que puede suponer para las víctimas el traslado a Alzira del juzgado que atiende los casos de maltrato del partido judicial de Xàtiva a partir del 1 de enero.

"Seguro que eran todas las que estaban, pero no estaban todas las que somos". Desde la entidad lamentan que no han sido invitadas al encuentro a pesar de su larga trayectoria de 20 años de actividad y de ser "referente del feminismo en Xàtiva y en la comarca". "Nos hubiera gustado oír esas explicaciones sobre algo que nos afecta directamente", ha manifestado Xateba a través de las redes sociales.

Durante la reunión, Bravo ha destacado que “la Comunitat Valenciana es la autonomía que más juzgados de violencia de género crea este año”, con la puesta en marcha cinco nuevas unidades exclusivas en Alzira, Sueca, Alicante, Elche y València que contarían con personal especializado y con "todos los servicios de apoyo a los profesionales y a las víctimas necesarios".

“Las agrupaciones tienen como objetivo y prioridad garantizar una mejor atención de las víctimas”, ha afirmado la consellera, al tiempo que ha señalado que los juzgados mixtos (como es el caso de Xàtiva) "tienen que atender a multitud de casos de temática muy variada y suelen tener una elevada carga de trabajo", lo que "en ocasiones puede dificultar la atención que se precisa para los casos de violencia de género".

“Nuestro proyecto busca una justicia más eficaz y empática con las víctimas y para ello tiene que ser exclusiva y especializada”, ha insistido Bravo, frente a la controversia que ha suscitado la reagrupación en algunos partidos judiciales. En este sentido, la conselleria ha reiterado su compromiso para "seguir ampliando los recursos para conseguir una total especialización" y ha recordado que la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública ofrece un servicio de traslado gratuito para las víctimas con taxis.

"Un parche ridículo"

Para Xateba, sin embargo, los taxis no son más que un "parche ridículo" que tendrá un efecto desalentador para las mujeres que quieren denunciar de manera discreta a sus agresores. La presidenta del colectivo, Xelo Gómez, advirtió el pasado viernes de que la pérdida del juzgado de Xàtiva supondrá «un paso atrás» y «una revictimización» de las mujeres en unas comarcas con mucha extensión geográfica. "Si a las víctimas ya les cuesta denunciar, ahora tendrán más impedimentos», aseguró Gómez.

Desde el colectivo de abogados del partido judicial de Xàtiva también se ha cuestionado la falta de medios para poner en marcha el nuevo juzgado de violencia de género de Alzira, que consideran que nacerá colapsado y que todavía no tiene una ubicación clara a falta de un mes para que comience a funcionar. Los letrados censuran igualmente el alejamiento de las víctimas y ponen en valor el trabajo del juzgado de instrucción nº2 durante años en la gestión de las denuncias de violencia contra la mujer.